14 comunas de Ñuble pugnan por ser parte del destino del puente mecano

Un total de 14 comunas de la provincia de Ñuble pugnan por ser las beneficiadas del destino final que tendrá el puente mecano que une Concepción con San Pedro de la Paz, el cual  quedó obsoleto tras los trabajos de terminación del proyecto Bicentenario en la capital regional.

La petición más relevante fue  hecha por los alcaldes de la zona costera ñublensina (Trehuaco, Cobquecura y Coelemu), quienes solicitan que 820 de los 1.465 metros del material vial sean instalados en la desembocadura del río Itata y así darle continuidad a la ruta existente que será pavimentada en el futuro y que permitiría una mejor y más rápida conexión con Concepción, lo que abriría nuevas alternativas de turismo para la zona.

A esta solicitud se suman San Carlos, Ñiquén y Pemuco con nueve, cinco y cuatro proyectos viales respectivamente, mientras que Ninhue, El Carmen y Quirihue suman tres cada una.

Cierran el grupo Bulnes, Quillón, Yungay (dos por comuna), San Nicolás y Ránquil con una petición.

En total Ñuble suma 36 diferentes solicitudes hechas por 14 municipios a la Secretaría Regional del Ministerio de Obras Públicas, 17 más que las que realizó la provincia del Bío Bío (19), y seguidas por Arauco (11) y Concepción (9).

Definiciones
El intendente del Bío Bío, Rodrigo Díaz, recibió este martes de manos del seremi del MOP, Rene Carvajal, el informe técnico en el que se especifica las características del extenso viaducto y las comunas que están postulando por parte de la estructura.

“De acuerdo a lo que se ha trabajado con el Ministerio de Obras Públicas, el puente va a ser redireccionado a la Región del Bío Bío, lo que vamos a hacer entonces es aprovechar esa oportunidad; es por eso que le pedí a la Dirección de Vialidad a través del seremi de Obras Públicas me entregara un informe con todos los requerimientos que existen del puente”, afirmó.

La autoridad regional aclaró que si bien son tres los proyectos mayores más conocidos como el de la desembocadura del río Itata en Ñuble (820 metros), conexión Laja-Nacimiento en el río Bío Bío (1.170 metros) y Santa Juana-Talcamávida (1.209 metros), recordó que existen otras 72 peticiones menores equivalentes a 2.527 metros de extensión.

Tras recibir el informe, Rodrigo Díaz detalló que se tomará un mes para decidir cómo disponer de la mejor manera el viaducto.

“Estamos hablando de comunas que también requieren estructuras que se hagan cargo de lugares donde no existen puentes o reemplazar estructuras de madera que están obsoletas. Lo que me corresponde es tomarme treinta días para analizar y combinar una decisión que permita darle un uso eficiente, útil y ojalá realizado en el menor tiempo posible”, recalcó y añadió que al 15 de diciembre estará resuelto el tema.

El intendente explicó que tomará en cuenta diversos criterios a la hora de elegir qué hacer con el camino metálico, tales como rentabilidad social, factibilidad económica para habilitar la estructura que se está solicitando en determinadas comunas, la rapidez con que se ejecutaría el proyecto de instalación, entre otros factores.

Mirada amplia
El Seremi del MOP, René Carvajal, precisó que dentro de los antecedentes ofrecidos al intendente se incluye la opinión de profesionales y personas externas a la cartera ministerial, con la finalidad de tener una mirada global a la hora de decidirse el destino del puente mecano.

“Esto nos va a permitir una mirada lo más amplia posible desde la región y no solo desde la visión como parte del MOP”, afirmó.

El Director Regional de Vialidad, Carlos Sepúlveda, precisó que los proyectos de gran envergadura como los tres que están peleando en la provincias de Concepción, Arauco y Ñuble necesitan grandes recursos económicos para hacerlos realidad, mientras que los 72 pequeños son más factibles de implementarlos rápidamente.

La infraestructura que está en pugna tiene 1.465 metros de largo por 7,35 de ancho. Está compuesto por 37 tramos; cada uno de ellos  mide 39,6 metros y pesa 60 toneladas.