Jóvenes del Cono Sur conocen experiencia agroecológica de San Nicolás

Vienen de organizaciones campesinas de Brasil, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Argentina y Colombia Invitación fue extendida por la organización femenina Anamuri, con presencia en la primera comuna ecológica de Chile

Para cambiar experiencias sobre agricultura sustentable y agroecología, organización campesina y género, visita la comuna de San Nicolás un grupo de nueve  jóvenes de los institutos latinoamericanos de Agroecología, que representan a Brasil, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Argentina y Colombia.  Se trata de la segunda llegada consecutiva de jóvenes campesinos latinoamericanos a la zona, ya que la semana pasada estuvieron trabajando en Chillán delegaciones de jóvenes del Mercosur. 

Los visitantes se quedarán  hasta el jueves hospedados en casas de pequeños agricultores en una pasantía, luego de lo cual seguirán su gira que incluye Cañete, donde asistirán a un juicio relacionado con el movimiento de reivindicación de los mapuches. 

Este martes los jóvenes, que vienen invitados por la organización femenina campesina Anamuri, conocieron el proyecto de San Nicolás, que se autodeclaró la primera comuna ecológica a nivel nacional, y que tiene un planteamiento transversal en su gobierno municipal desde hace nueve años. Como explicó Cristián Pavez, encargado de Desarrollo Rural, tiene tres ejes que son: participación, salud y solidaridad, que involucran todo el quehacer de la comuna.

Juana Venegas, de la Mesa Rural de Mujeres, una de las anfitrionas y agroecologistas avanzada de San Nicolás, destacó la importancia de esta actividad, en que intercambiarán conocimientos, ya que se considera un espacio para que los jóvenes aporten con ideas y “saberes” de lo que se hace en sus respectivos países.

Andrés Castillo, director regional de Indap, dio la bienvenida a los jóvenes campesinos y los instó a perseverar en el tema agroecológico. “En el tema de la educación se mantienen conceptos que no cambian desde la revolución verde y una mirada agroecológica sería un gran paso. Hay que mostrar a los políticos lo que es hacer agricultura sustentable”, explicó. 

Agregó que los jovenes campesinos van a ser los mejores profesionales de la agroecología, por sus conocimientos y su cariño por la tierra. “Los mercados van hacia lo orgánico, es un camino sin retorno. En Europa ya hay supermercados orgánicos, donde se encuentra ropa y alimentación.  Espero que esta experiencia sea como un ‘trafquintu’, como se denomina aquí al intercambio de semillas, pero de conocimiento”, culminó Castillo. 

Los jóvenes son todos relacionados a organizaciones campesinas y a estudios de agroecología. Micaela Grandullio, de Santiago del Estero, Región del Chaco en Argentina, viene de la primera universidad recientemente puesta en marcha del Movimiento Nacional Campesino, donde se forman los primeros agroecólogos,  comunicadores populares y los especialistas de derecho al territorio. Comentó que esperan sacar provecho de esta pasantía y transmitirla a su comunidad.