Finaliza alerta alimentaria por carne de origen brasileña

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

Este martes 15 de noviembre el Ministerio de Salud dio por finalizado el estado de alerta de inocuidad alimentaria de Carnes Minerva, luego de que el Instituto de Salud Pública (ISP) determinara la ausencia de lesiones por hidatidosis, cisticercosis, helmintos y agentes protozoarios en las carnes.

La alerta permitió establecer un control ante una eventual presencia de cisticercosis, que constituye una parasitosis del género de las taenias (lombriz), que se hace evidente al observar lesiones en la inspección de la carne; y cuyos efectos a la salud comprenden cuadros como la neurocistecircosis (vesículas en tejido cerebral); así como respecto a otras enfermedades del área de la zoonosis.

El término de la alerta implica que las personas pueden consumir las carnes del Frigorífico Minerva procedentes desde Brasil con tranquilidad.

Desde la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud se reiteran las recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos, como son lavar las manos y superficies, separar alimentos crudos y cocidos, cocinar bien los alimentos, comprar alimentos sólo en lugares autorizados y refrigerarlos adecuadamente. 

La autoridad de salud señaló que ante el consumo de carne sin cocer o mal cocida, y ante la presentación de sintomatología como dolor estomacal, vómitos o diarrea, acudir al médico o llamar al fono Salud Responde (600 370 7777). 

En la región, en coherencia con la Alerta determinada por el Minsal, la autoridad sanitaria había “retenido” 4.913,95 kg. de productos cárnicos de la marca, cuya retención quedará sin efecto y serán liberados a la venta del público. 

Dichas retenciones fueron objeto de 39 fiscalizaciones, 16 radicadas en Arauco, 14 en Concepción, 6 en Ñuble y 3 en Biobío. 

Hay que recordar que la empresa atribuyó las lesiones observadas, que correspondían a esferas o perlas similares a la grasa, de distintos tamaños, color amarillo o salmón, a un manejo sanitario de los animales durante su crianza y vacunación.

“Hemos cumplido el trabajo de vigilancia que la ciudadanía espera de nosotros, a objeto de asegurar la inocuidad de los alimentos y se esa forma proteger la salud de la población. Las muestras tomadas por la autoridad sanitaria en la región, que fueron analizados en el laboratorio de la Seremi de Salud, se encuentran conformes, por lo que son aptas para el consumo”, declaró el Seremi de Salud, Mauricio Careaga.