Seremi de Salud potenciará su rol fiscalizador con moderno laboratorio

Un moderno laboratorio ambiental construirá la Secretaría Regional del Ministerio de Salud en Chillán, con el que busca potenciar su rol fiscalizador en toda la Provincia de Ñuble.


El proyecto considera una inversión de $1.900 millones y actualmente se encuentra en proceso final de adjudicación y en espera de toma de razón de Contraloría, según antecedentes entregados por la Seremi de Salud.


El edificio, que se levantará en terrenos anexos a la Delegación Provincial de la repartición pública, en la intersección de las calles Arauco y Purén, alcanzará una extensión de 654 metros cuadrados y contará con un área de microbiología (127 mts2), área química (125 mts2), área administrativa (76 mts2), recintos de servicios (40 mts2), más circulaciones, muros, adquisición de equipos y tecnología.


Mauricio Careaga, jefe regional de la cartera de salud, explicó que la concreción de la obra permitirá fortalecer los análisis de parámetros que puedan resultar nocivos para la salud de la población, con el objetivo de prevenir y controlar enfermedades.


“La importancia del laboratorio, dependiente de la Delegación Provincial Ñuble de la Seremi de Salud, es que constituye una unidad de vigilancia que entrega información que activa los sistemas de alerta temprana ante contingencias y emergencias alimentarias y medioambientales, en base a análisis químicos y microbiológicos de alimentos y aguas”, declaró.


Modernización
En el área química se considerará una sala de conservación de muestras, de análisis de química general, de balanzas, análisis de micronutrientes o vitaminas, sala de profesionales, entre otros, de acuerdo a lo declarado por el jefe de laboratorio de Salud Pública Ambiental de la Delegación Ñuble de la Seremi de Salud, Ricardo Ortiz Peña.


El funcionario de gobierno detalló que en el área de microbiología se contempla una sala de incubación, lectura y confirmación, preparación medios de cultivo, salas de profesionales, entre otros.


“Dentro de las funciones del laboratorio se encuentran realizar análisis químicos y microbiológicos a muestras de alimentos, basados en requisitos establecidos por el Reglamento Sanitario de Alimentos y requerimientos de la Autoridad Sanitaria; realizar análisis fisicoquímicos y microbiológicos en aguas destinadas a consumo humano, riego, residuales y recreación, de acuerdo a la legislación sanitaria vigente, y realizar apoyo analítico en estudios de brotes de intoxicaciones alimentarias”, informó el bioquímico de profesión.


Proyección
A nivel referencial, en Ñuble el actual Laboratorio de Salud Ambiental realizó el año 2015 un total de 19.262 análisis sobre la base de 3.817 muestras. De los análisis, 10.242 radicaron en Programa de Alimentos y 9.020 en Programa Aguas, producción fiscalizadora que se espera mejorar localmente con el nuevo edificio.


La Provincia de Concepción fue la segunda en la Región del Bío Bío en cuanto a análisis y sumó 10.765 casos (10.042 radicaron en Programa de Alimentos y 723 en el de Aguas) con 2.317 muestras.


Ricardo Ortiz Peña añadió que dentro del área de apoyo y servicio se considera la sala de recepción de muestras, bodega de material reactivo y no reactivo, bodega de residuos líquidos y sólidos, central de aguas, centro de control y sala de grupo electrógeno; mientras que en el área administrativa existen espacios de archivo obligatorio, reuniones, bodega de insumos generales, baños, vestidores, recepción y secretaría, entre otros.