Los diablos rojos que no le respondieron a Abraham

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz

“Sé que estoy en deuda, pero voy a seguir trabajando porque sé que puedo terminar jugando, me ha tocado bailar con la fea”.


La sentencia es del atacante ex Deportes Concepción, y actual delantero de Ñublense, José Torres, uno de los refuerzos que no ha estado a la altura de las expectativas del técnico Pablo Abraham y que lidera la lista de valores en deuda del plantel que vive un crítico momento en la tabla de posiciones de la Primera B.


El nativo de Penco ha tenido escasas oportunidades, porque físicamente aún no responde al parámetro que desea su entrenador.


“Quiere que se enganche, presione, vaya  a los costados, pero Torres es de área, por eso está fundido”, revela una fuente que conoce al dedillo el sentir del jugador.


En todo caso, el también ex goleador de Malleco Unido, no es el único que no ha respondido a las exigencias del entrenador argentino y al ritmo de la Primera B.

EN LA MIRA
Otro valor que cuando fue requerido y no respondió es el delantero Cristián Retamal. El ex Independiente de Cauquenes, tuvo varias posibilidades como centrodelantero en el arranque del torneo, pero su rendimiento no convenció a Abraham quien lo borró de las citaciones, para reutilizarlo el pasado domingo ante Rangers, partido en el que tampoco pudo convencer saliendo tras los primeros 45 minutos.


Jesús Silva, volante creativo que vive su segundo etapa en Ñublense tras vestir la roja en Primera División en la era de Ivo Basay, arrancó como titular con Pablo Abraham, pero su falta de intensidad de juego, le pasó la cuenta.


Álvaro Delgado, delantero o volante proveniente de Deportes Iquique, llegó como último refuerzo a préstamo y debutó casi de inmediato dejando una grata impresión por su velocidad y capacidad para encarar. Pero bastó un partido de bajo nivel, para que fuera perdiendo presencia hasta de las citaciones. Hoy ni siquiera es alternativa por los extremos y su frustración no la disimula. Varias veces no ha querido hablar con la prensa.


 “No, no quiero hablar, si no estoy jugando... para qué”.

CANTERANOS
Dos diablos rojos que nacieron de la cantera tampoco han logrado la regularidad anhelada.


Felipe Albornoz arrancó la era Abraham no siendo considerado, pero tras varias fechas, fue titular ante La Serena en Chillán y se hizo expulsar. Desde entonces que está “cortado”.


Ignacio Ibañez, lateral volante y extremo por derecha, es un caso aparte. La prensa lo rotuló como la gran carta de venta del club, pero no ha logrado consolidarse ni con Fernando Díaz ni con Abraham, que lo ha hecho ingresar en los complementos, y en otras ocasiones, ni siquiera lo ha citado.


CAFE AMARGO
La situación del colombiano John Estiven Rivera es emblemática. Llegó con cartel de refuerzo extranjero, pero como no fue pedido por Pablo Abraham y su estilo de juego, técnico, sutil, pero sin intensidad física, no convenció al entrenador, aún no debuta. Una dolencia de rodilla lo sacó de los trabajos y lo más seguro, es que se finalice su préstamo en diciembre y se vuelva a Colombia sin jugar ni siquiera un minuto.