Restos de médico cubano fueron incinerados

Pese a que la primera intención de la familia del médico cubano Héctor Besú, quien falleció en un accidente de tránsito el pasado 24 de octubre, en la comuna de Quirihue, era que su cuerpo fuera enterrado en el cementerio parroquial de esa comuna, finalmente, decidieron cremar sus restos y transportarlos en una ánfora, a su Cuba natal.


La idea de sepultarlo en Quillón se manejó en primera instancia, debido a la cercanía que el galeno desarrolló por el sector, tras trabajar por más de tres años en el Cesfam de esa ciudad, en donde logró una gran cercanía con la comunidad y con sus colegas.


Besú, quien era fanático de las motos y los autos, además de las montañas chilenas, murió luego de impactar su moto en contra de un camión.