Hospital de Chillán al debe en atenciones complejas

Mal evaluado aparece el Hospital Herminda Martín en un ranking de establecimientos públicos de salud que determina el nivel de eficiencia en el manejo de recursos para atender prestaciones médicas complejas. 

Se trata de una medición elaborada por Fonasa para determinar cómo los hospitales, tanto públicos y privados, utilizan los recursos que entrega por concepto de atención de pacientes adscritos al sistema público de salud.

Actualmente Fonasa está cancelando sus prestaciones mediante otro parámetro, ya no considerando el costo del día cama, sino de acuerdo al costo que tiene una prestación determinada, lo que técnicamente se conoce como Programa de Grupos Relacionados de Diagnóstico (GRD).

“Esta metodología permite calcular las prestaciones realizadas por los hospitales, de acuerdo al tipo de enfermedad del paciente y su complejidad, y según eso valorizar los costos reales que ello implica, en base a un precio definido a nivel nacional”, explica Rodrigo Avendaño, director del Hospital Herminda Martín. 

“Por ejemplo se paga al hospital por resolver el caso de un niño con neumonía o el de un adulto mayor diabético con herida en el pie y no como tradicionalmente se ha hecho hasta ahora que es por día cama, cirugía o exámenes. Este nuevo mecanismo, que el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) realiza de manera piloto con hospitales públicos, incluido el de Chillán, refleja mejor el gasto incurrido por la solución integral que el hospital entrega al paciente”, grafica el directivo médico. 

Resultados 
De acuerdo al ranking elaborado por Fonasa, publicado por el diario El Mercurio, el Hospital de Chillán aparece en el penúltimo lugar entre los 25 hospitales públicos, en el uso eficiente para el Programa GRD superando solo al Hospital del Salvador. 

A favor del establecimiento chillanejo, no obstante, aparecen solo diez hospitales bien evaluados, es decir, que con los mismos recursos que se entregan considerando la complejidad de un paciente, gastan menos que aquellos que salen peor evaluados. 

En este escenario, Avendaño afirma que se están realizando las evaluaciones del programa para mejorar la gestión. 

“Estamos analizando las cifras publicadas en un medio nacional, pues según apreciamos se comparan hospitales con diferentes carteras de servicios y complejidad, no utilizando los indicadores de GRD necesarios para efectuar una medición valida. Como institución siempre estamos evaluando nuestros procesos con el propósito de realizar las mejoras que sean necesarias, para ofrecer una atención integral y completa a nuestros usuarios”, sostuvo el directivo. 

Lo propio afirmó Jeannete Vega, directora nacional de Fonasa, quien a partir de estos resultados anunció que se están revisando los datos en conjunto con la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud y los diferentes servicios de salud para determinar medidas tendientes a mejorar la gestión de estos recursos para permitir que los centros de salud más retrasados puedan mejorar su nivel de gestión en el tratamiento de prestaciones de complejidad. 

“Todavía hay mucho espacio por mejorar”, aseveró Jeannete Vega.

Al igual que el Hospital Herminda Martín, en el ranking aparecen con una evaluación deficiente, el Hospital Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, en el lugar 15, y el Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción, en la ubicación 20. 

El único hospital bien evaluado de la región es el Hospital Higueras en Talcahuano, que se ubica en el casillero 10.