Las populares Citronetas se tomaron las calles de Chillán

Fue un automóvil muy querido y popular entre los años 50´ en Chile, pero que en los setenta comenzó a desaparecer lentamente de las calles. 

Se trata de la conocida “Citroneta”, "Citrola" o Citroen 2CV, un vehículo que marcó una época y reflejó el momento clave del crecimiento automotriz mundial. 

La historia sobre el modelo, que fue éxito de ventas en el pasado, fue recordada hoy en Chillán  en el “11º Encuentro Internacional e Citronetas y Derivados en la capital de Ñuble”, una exhibición al público que se realizó en la explanada de la Gobernación Provincial de Ñuble, donde se concentraron sobre 80 móviles.

La actividad,  organizada por el Club de Citronetas Chillán, que nació en 1998,  se realizó hoy en la capital provincial  y en San Carlos, en tanto,  el domingo la cita será en Quinchamali

“Se hizo una reunión con Citroen y se ofreció exponer estos vehículos, y hacer el nexo entre el vehículo antiguo y moderno. Nosotros contemplamos 180 personas ya confirmadas, más los otros que no han avisado. En Citronetas nosotros calculamos sobre 80 de todo Chile y de Argentina también”, detalló el presidente de la organización, Jorge Sáez.

La Citroneta más antigua que llegó a la cita pertenece a Jorge Ávila, quien desde Cauquenes llegó a la capital provincial para lucir el modelo de 1957.

“La compre hace 16 años, estaba en un estado completamente deplorable, tuvimos que repararla, y un tema que nunca acaba, ya que siempre hay que comprar piezas, cuesta un poco, pero gracias a Internet facilita traer repuestos del extranjero y se encuentra todavía respuestos para este tipo de vehículo y de ese año”, comentó a Radio La Discusión, 94.7 FM

La pasión por este vehículo Jorge la heredó de su padre, quien es mecánico y hace 40 años se ha especializado en reparar estos modelos.

“Él me está acompañando, anda en el yagán del 74`, mi hermana en el X330 de 1963 y yo en mi citroneta. Es un tema familiar, ya llevamos 10 y 15 años paseando y participando en los encuentros donde sean, vamos siempre los tres”.

La famosa Citrola nace en Francia como un vehículo económico capaz de soportar los malos caminos de ese país durante los años 50´ y dirigido a todos los estratos sociales, especialmente a los más bajos.