Oficializan impugnación por elección de alcalde en Ninhue

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: @DiputadoSabag

Este viernes 28 de octubre, durante la mañana, fue presentada formalmente en el Tribunal Electoral Regional de Concepción la impugnación del resultado electoral municipal que dio por vencedor a la candidata del pacto Chile Vamos y alcaldesa en ejercicio, Carmen Blanco (RN), por un estrecho resultado de 16 votos, ante el candidato de la Nueva Mayoría, Luis Molina (DC); en un documento que solicitó en lo esencial la nulidad del proceso eleccionario y la rectificación del escrutinio debido a una serie de actos y omisiones que viciaron el procedimiento, así como de irregularidades que influyeron en el escrutinio.

La presentación fue interpuesta por el candidato de la NM, Luis Molina; bajo el patrocinio de los abogados Esteban San Martín Rodríguez, Eugenio Medina Parra y Nicolás Hauri Jerez, y fue acompañada por el Diputado Jorge Sabag, además de dirigentes regionales y provinciales de la Nueva Mayoría, dando cumplimiento al plazo legal de seis días, que otorga en su inciso segundo el artículo 97 de la Ley 18.700, Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escrutinios, y en base a extensos fundamentos legales y medios de prueba.

La elección del domingo recién pasado finalizó en Ninhue con 2.099 votos para el candidato de la NM Luis Molina (48,94%) y 2.115 votos para la candidata del pacto Chile Vamos, Carmen Blanco (49,31%); donde una tercera candidata del pacto Yo Marco por el Cambio, Paulina Villanueva, obtuvo 75 votos, equivalentes al 1,75%.

La presentación se basa en el derecho consagrado en el Artículo 96 que señala que cualquier elector podrá interponer reclamaciones de nulidad contra las elecciones y plebiscitos por actos que las hayan viciado, con la elección o funcionamiento de las Mesas Receptoras o Colegios Escrutadores o los procedimientos de las Juntas Electorales; el escrutinio de cada Mesa o los que practicaren los Colegios Escrutadores; actos de la autoridad o de personas que  hayan coartado la libertad de sufragio; falta de funcionamiento de Mesas; práctica de cohecho, soborno o uso de fuerza y de violencia; y la utilización de un Padrón Electoral incorrecto, que contenga omisiones de inscritos o electores con derecho a sufragio, inhabilidades mal aplicadas, errores en el domicilio electoral, en la correspondiente circunscripción y en los demás datos del padrón.

De igual forma, el Artículo 97, indica que cualquier elector podrá solicitar la rectificación de escrutinios cuando, en su opinión, se hayan incurrido omisiones, calificación errada de los votos válidos, marcados, objetados, nulos o en blanco por parte de la Mesa, errores en las actas de escrutinios, en sus sumas y totales, diferencias entre las actas o entre ellas y los certificados de escrutinios entregados a los apoderados, resultados mal imputados por los Colegios Escrutadores o en errores aritméticos.

Dentro de los vicios que se habrían consagrado en Ninhue en el momento de la votación y con posterior al proceso eleccionario, argumentados en la impugnación, se encuentran sobres con formularios que no corresponden y con la firma de solo alguno de los vocales; diferencia en el total de sufragios consignados en el acta respecto al detalle de cada candidato; acta incompleta al no detallar votos totales; número de firmas de electores no coincidente con el total de colillas; error de cuadratura de votos de alcaldes y concejales; votos asistidos sin registrar asistente, asistido y motivo de la asistencia;  mesas descuadradas en el recuento de voto; entre otros.

También se mencionan vicios en la constitución de las mesas receptoras de votos, lo que alteró el buen funcionamiento del proceso; y vicios constatados en el Colegio Escrutador, donde los sobres de algunas mesas llegaron al Colegio abiertos, sin firmas y sin sellos lo que fue constatado, vulnerando gravemente las normas.

La impugnación acusa “intervención grosera, un verdadero fraude electoral”, ante lo cual se solicita acoger a tramitación la presentación, darle curso conforme a derecho, declarar nulo el proceso electoral de elección de Alcalde, y en su lugar convocar a nuevas elecciones de Alcalde, por haberse desarrollo el proceso en forma viciado, sin perjuicio de enviar los antecedentes al Ministerio Público para la investigación de los hechos en post de determinar si, además, son constitutivos de ilícito penal; o para el caso de la que nulidad no se acogida, rectificar el escrutinio para la elección.