Funcionarios públicos cumplieron su segundo día movilizados

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Fernando Villa

Un nueva jornada movilizados cumplieron este jueves los trabajadores del sector público de Ñuble, agrupados en la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF).

Los funcionarios, quienes el miércoles iniciaron una paralizaron de actividades por 72 horas, rechazan la propuesta del Gobierno de 3,2% de reajuste general, porque aseguran que la cifra aún se encuentra lejos de sus aspiraciones.

Luis Sanchez, presidente provincial de la CUT, aseguró que con el paso de los días se han ido sumando trabajadores a la movilización, llegando incluso hoy a un 80% de adhesión. Además, indicó que seguirán realizando protestas hasta que logren un acuerdo con las autoridades nacionales.

“La pelea se está dando. El proyecto está en cámara y ahora se tiene que votar nuevamente, y si se rechaza tendrá que pasar a comisión mixta. Nosotros no vamos a bajar los brazos hasta cuando ya esté todo `cocinado´, esperemos que para bien nuestro, pero mientras la pelea se esté dando vamos a estar en la calle con todos nuestros compañeros y compañeras luchando por nuestra dignidad”, indicó el dirigente.

La movilización, que ha incluido marchas pacificas por el centro de Chillán, no ha estado exenta de polémicas, ya que trabajadores de la Fenats aseguran que se ha comenzado a solicitar información sobre los trabajadores que han formado parte del movimiento, lo que consideran una práctica anti sindical.

Finalmente, el presidente de la Fenats del Hospital Herminda Martin, Jorge Vásquez, se mostró disconforme con el nulo apoyo que han tenido de los parlamentarios locales

“Quiero expresar mi total repudio a los senadores Harboe y Pérez Varela. Son parlamentarios de nuestra zona y ellos solo han respaldado al Gobierno en este reajuste escuálido, mísero y mezquino que han propuesto, sobre la base de argumentos de que el país no puede más, pero es cosa de ver sus cuentas bancarias para darse cuenta que se puede para algunos y para otros no. La verdad es que esperamos no votarlos más, o mejor dicho sí, pero botarlos, así con B”, enfatizó.