8 comunas de Ñuble dentro de las 10 con más alta participación

Un 47,5% de participación fue el promedio que alcanzó la Provincia de Ñuble en las elecciones municipales del domingo pasado.


Si bien la cifra significó un retroceso del 8,5% respecto a la asistencia de los electores a las municipales del año 2012, superó en 12,5 puntos porcentuales al índice nacional, calculado en 35%.


Las singular estadística ñublensina responde principalmente a lo acontecido en las denominadas comunas rurales, en donde sus habitantes incluidos en el padrón electoral acudieron masivamente a emitir su sufragio.


De acuerdo a los datos oficiales del Servicio Electoral (Servel), ocho de las 10 comunas con más alta participación de la Región del Bío Bío se encuentran en la Provincia de Ñuble.


Entre un 64% y 75,6% de los llamados a votar ejercieron su derecho en Pemuco, San Fabián, San Nicolás, Ránquil, Portezuelo, Ninhue, Cobquecura y Trehuaco.


Cercanía
La politóloga Jeanne Simon comenta que una de las explicaciones del porqué de los altos niveles de participación en las zonas rurales de Ñuble sería el tamaño geográfico de ellas, que permite una mayor cercanía entre los electores y los aspirantes a los cargos municipales.


“Estas comunas son más chicas y generalmente todos se conocen; por lo mismo la gente sabe que su voto tiene mayor valor ya que es común que conozca personalmente a los candidatos”, sostiene.


Simon, quien es académica del Departamento de Administración Pública y Ciencias Políticas de la Universidad de Concepción (UdeC), añade que en las áreas menos urbanizadas votar es visto como una fiesta cívica, a lo que se suma que normalmente el grupo etáreo  más relevante son adultos, quienes perciben que este acto es un deber cívico.


Por su parte la experta en marketing político, Paulina Pinchart, opina que en las zonas con alta ruralidad sienten a sus autoridades parte de su entorno más cercano, lo que crea en ellos la necesidad de entregarles su apoyo mediante el voto. 


“En las comunas rurales la alcaldía representa una figura de autoridad más alta que la que representa en las zonas urbanas. El alcalde y sus autoridades son personajes cercanos y la gracia es que los electores buscan en ellos el sentido paternalista”, precisó


Pinchart sostiene también que en las comunas rurales de Ñuble se siente fuertemente las raíces chilenas y nacionalistas, lo que derivaría que sus habitantes crean que votar es un deber.


Pensando en la nueva región
A juicio del intendente (s) Enrique Inostroza, las cifras alcanzadas en Ñuble dan  cuenta de que en el territorio existe un desarrollo político importante que, entre otros factores, responde al buen ambiente cívico que existe en la provincia de cara a verse como futura región.


“El fenómeno de la Presidenta Michelle Bachelet firmando el proyecto de Región de Ñuble el 2015 da cuenta que hay un mayor interés de participación”, comentó.