“La votación obtenida responde a la evaluación de los últimos 8 años"

El sello para los próximos cuatro años, adelantó, será profundizar en otorgarle a la comunidad nuevos canales de participación Insistirá en la renovación de las luminarias de Chillán y en reimpulsar los cinco proyectos de ciclovías pendientes

A 20 minutos de cerradas las mesas de votación en la comuna de Chillán, la tendencia era clara: Sergio Zarzar, representante de Chile Vamos, quien iba por un tercer período como alcalde, aventajaba por 20  puntos a su contendor de la Nueva Mayoría, Aldo Bernucci, diferencia que más tarde se consolidó.

En su centro de cómputos, ubicado en el hotel Las Terrazas, a las 18.30 horas ya había ambiente de celebración. Comenzaban a llegar los candidatos a concejal y dirigentes de los partidos que componen el bloque, quienes no paraban de elogiar los resultados, “fruto de un trabajo no de un mes de campaña, sino de cuatro años”, recalcaban, algo que enfatizó Zarzar.

A las 19.30 horas en punto el alcalde reelecto llegó caminando, desde su casa hasta donde estaban sus adherentes. 

“La percepción que tuve en esta campaña, respecto de la recepción de la gente, era mayor que la vez pasada, y se notaba. Pero siempre trabajé con tranquilidad, sin hacer de la política un circo, sin declaraciones rimbombantes. Fui respetuoso de las encuestas, y siempre dije que la principal encuesta era la del día de la elección. La votación de hoy (ayer) no responde ni a un mes de campaña, ni a lo que ocurrió en los últimos meses, sino que es la evaluación de lo que ha ocurrido en los últimos ocho años en Chillán, con cosas muy positivas; con otras que hay que corregir, pero lo importante, estamos avanzando”, sostuvo el alcalde, quien añadió que la base de su gestión ha sido “el trabajo transparente, con llegada hacia la gente. Como toda gestión, a veces cometemos errores, pero esos errores se pueden revertir, pero siempre está la buena intención, el interés de sumar, partiendo por lo humano, lo social. Estamos felices porque creemos que la comuna nota el cambio en estos ocho años, queremos que Chillán llegue preparada para enfrentar su rol de capital regional. Falta mucho, sé que hay muchos temas pendientes, pero veamos primero lo positivo”, recalcó.

Zarzar, quien pese a la baja participación de los electores en Chillán (33,8%, diez puntos menos que en 2012),  aumentó su resultado en 710 votos, hizo una autocrítica respecto de la alta abstención electoral.

“Nosotros lo sabíamos, es lógico, la gente está desencantada de la política por unos pocos. No podemos estar pensando que la política está corroída, lamentablemente algunos actos, algunas formas de actuar, llevan a reaccionar a la gente. Sigo pensando que hay mucha gente valiosa, y esa es la que va a sacar adelante esta crisis”, manifestó.

Previo a su llegada al hotel Las Terrazas, lo había llamado el ex Presidente, Sebastián Piñera, para felicitarlo.

“Le agradecí, tuvo palabras de reconocimiento hacia lo que hemos hecho en Chillán, y yo valoré el apoyo recibido por él, sobre todo, en lo que significó el financiamiento de muchos proyectos mientras estuvo en el Gobierno. Chillán tiene que estar agradecido, pues fue él quien impulsó el financiamiento para terminar el Teatro Municipal. Los 10 mil millones para terminar la Avenida O’Higgins también se aprobaron en su gobierno. Además, estuvo en dos oportunidades, hace poco tiempo, dándome su apoyo acá en Chillán”. 

Sello 2020
En entrevista con Radio LA DISCUSIÓN, el reelecto alcalde Sergio Zarzar adelantó algunas de las prioridades para su próximo período. Por el momento no se tomará vacaciones, retornará mañana martes al municipio.

- ¿Cuáles van a ser las directrices del gobierno comunal en los próximos cuatro años?
- Mayor participación de la comunidad. Quiero que la gente opine más, participe más. La ciudad es de todos y para todos, y en las decisiones, es importante que la gente diga qué es lo que quiere.

- ¿Qué medidas concretas pretende impulsar en esa dirección?
- Vamos a escuchar a la gente a ver qué es lo que quiere. Por ejemplo, en relación al parque urbano que estamos proyectando.

- ¿Convocará a un plebiscito?
- No sé cuál va a ser el proceso, podría ser un plebiscito, pero también otra instancia. Lo importante es que la gente diga qué es lo que quiere en ese espacio. Otro ejemplo, impulsaremos los cinco proyectos de ciclovías que están aprobados. Estos podrían haber estado en ejecución, pero cambió la normativa. Era mejor esperar, para que quedaran dentro de las nuevas normas del Minvu, y no haberlo hecho durante este año, con afán electoral.

- ¿Los próximos cuatro años serán distintos, teniendo en cuenta que  dirigirá a la futura capital de la Región de Ñuble?
- Es un gran desafío. Confío en que vamos a tener más recursos, la llegada va a ser mucho más rápida, porque no es lo mismo ir a Concepción a pedir plata, donde hay otras tres provincias. Concepción siempre se quedaba con la tajada más grande, y nosotros, ahí, a la cola. 

- ¿Sigue pensando que su votación es transversal, políticamente hablando?
- Creo que en esta oportunidad votó más la centro derecha. Pero siempre he dicho que mis votos provienen también de la Nueva Mayoría, o en su momento, de la Concertación. Mis porcentajes no son lógicos, la centro derecha siempre ha tenido un tercio de la votación histórica, y el resto, hay que conquistarlo. Además, esta vez no compitió una tercera fuerza. Siempre me quedó la impresión que en la elección pasada Cristian Quiroz no definió la elección. Cuando Jorge Marcenaro dijo que quería ser alcalde, muchos dijeron que me iba a restar apoyo, pero resulta que esos votos nunca iban a ser míos. Los votos de Cristian Quiroz, no eran traspasables. La justificación del bernuccismo fue ésa, pero se suponía que hoy esos votos deberían haber ido a su opción.

- ¿Proyecta su futuro político más allá del municipio? ¿El Parlamento quizás?
- Yo reconozco que soy medio fome, trato de ser muy sobrio. De verdad, dejo que la vida fluya, las cosas van a llegar o no van a llegar, no me gusta adelantarme. Nunca soñé ser dirigente del fútbol; nunca pensé aceptar una postulación a alcalde. Todo llegó solo. Me tenían listo para ser candidato a diputado, pero nadie había hablado conmigo. Mi incorporación a la política fue exclusivamente por el amor que le tengo a mi ciudad. Quería intentar hacer algo bueno, por eso, cuando me ofrecieron ser diputado, dije que lo que me interesaba era trabajar por Chillán, no estar viajando a Valparaíso. Qué va a pasar después, no lo sé. Tengo una responsabilidad, me quedan cuatro años como alcalde, quiero hacer lo mejor, y en eso me voy a concentrar.

- ¿Será una prioridad en lo inmediato lograr sacar el proyecto de luminarias para Chillán, luego que declarara desierta la polémica licitación?
- Sin lugar a dudas. El sistema está colapsado. Quisimos hacerlo, pero habrá que buscar la mejor forma, sacaremos experiencias del proceso que se hizo. 

- ¿Cómo evalúa al Concejo que lo acompañó en los últimos cuatro años?
- A ratos obstructivo y muy inestable. Cuando votó en contra de proyectos que beneficiaban a la comunidad, yo me pregunté, ¿En qué estamos pensando? Primero  debe estar Chillán.

- Dentro del nuevo Concejo, hay caras de la Nueva Mayoría que claramente se van a proyectar como cartas alcaldicias, como Camilo Benavente o Patricio Huepe. ¿Eso puede incidir en la armonía del futuro gobierno comunal?
- ¿Qué concejal no se proyecta como futuro alcalde? Es legítimo, si ellos tienen aspiraciones, las respeto.

- Nadia Kaik (RN) obtuvo la primera mayoría comunal. ¿Es la llamada a tomar la posta alcaldicia?
- Es difícil responder eso ahora. Nos concentramos en que ambos sacáramos una buena votación, pero lo otro, sinceramente no lo hemos planteado. Se puede dar, también con otra persona. Tenemos una linda tarea, para lo otro quedan cuatro años.