Mil millones por sus cuentas corrientes tendría el municipio cada año

Alrededor de $1.000 millones al año podrían llegar a la municipalidad como consecuencia de la licitación de las cuentas corrientes que fue ganada por el BCI, tras una licitación nacional convocada por el gobierno local de Chillán.

Así se desprende de un oficio entregado a consideración del Concejo Municipal, donde precisamente se solicita crear el marco presupuestario con el objetivo de depositar en las arcas municipales los recursos que provengan desde la entidad bancaria, que maneja todas las cuentas de la entidad edilicia.

En el informe que manejan  los concejales se plantea que entre los meses de agosto a noviembre el BCI entregaría a la municipalidad alrededor de $305.633.000, lo que da una cifra mensual de alrededor de $76.408.250. En el caso de diciembre el monto se reflejará en el presupuesto 2017.

El concejal Víctor Sepúlveda sostuvo que para manejar los $305.633.000, que es una cifra aproximada a lo que debe llegar a las arcas municipales, se debe crear la respectiva glosa presupuestaria. Pero la municipalidad ya tiene destino para esos fondos extraordinarios que llegaron tras la licitación de las cuentas corrientes.

Según el documento municipal, se plantean al menos 10 modificaciones presupuestarias que permitirán solventar una serie de proyectos que el gobierno comunal espera desarrollar en lo que queda de este año.

Una primera acción propuesta es la transferencia de $116.400.000 para financiar con $92.400.000 al Servicio de Bienestar y el resto, $24.000.000 a la farmacia municipal.

En el caso de la farmacia, la entidad edilicia pretende con ese aporte generar un “capital de trabajo”  que permita adquirir por adelantado algunos medicamentos que tienen demanda asegurada. De esta manera se pretende agilizar la gestión de esa unidad y que los usuarios reciban los medicamentos requeridos inmediatamente.

Además, se pretende utilizar $6.000.000 con al finalidad de adquirir una cámara de televigilancia para la esquina de Argentina con Gamero.

La concejala Nadia Kaik, presidenta de la Comisión Deportes, agregó que del monto total que se recibirá como intereses por el BCI se destinarán $20.000.000 para mantención y mejoramiento de plazas, complejos deportivos, juegos infantiles y sedes vecinales.

Se suman $11.200.000 para contratar personal en dos nuevas oficinas de la Dideco en Quinchamalí, más otros gastos menores.