Secretaria del CORE cobraba $50.000 por tramitar beneficios del Serviu

La funcionaria realizaba, en dependencias del Gobierno Regional, actividades particulares Gustavo Sanhueza y Cristian Quiroz entregaron datos que permitieron posterior denuncia

Una denuncia ante la Fiscalía local fue interpuesta por el delegado provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo,  luego de que recibiera reclamos de consejeros regionales de Ñuble que apuntaban a que la secretaria de estos en Chillán tramitaba subsidios sin estar habilitada para ello.

El tema fue advertido en primera instancia por el consejero Gustavo Sanhueza (UDI), quien supo de denuncias formales de personas que habían realizado gestiones para obtener beneficios del Serviu, los que presuntamente eran tramitados por la encargada de la sede del CORE en Ñuble, que funciona en calle Bulnes 525, al llegar a 18 de Septiembre.

Sanhueza agrega: “supe que había procedimientos aparentemente poco transparentes para postular a subsidios y lo que hice fue poner los antecedentes en manos de la jefatura provincial de la entidad, en cuyo nombre se realizaban las gestiones, por las que además se cobraba, lo que configuraba a mi parecer una eventual estafa”.

El consejero regional del MAS, Cristian Quiroz, además se había percatado de una afluencia desmedida de personas a la oficina del CORE en Chillán, sin conocer las gestiones que aparentemente se realizaban en el lugar, lo que pasado un  tiempo fue notorio, terminó por llamar la atención y dio pie a que se investigara.

Quiroz planteó que tras el incidente la funcionaria fue inmediatamente desvinculada. Ahora están a la espera de que se investigue formalmente el hecho.

$50.000 por la gestión
Lo cierto es que como precisó este viernes el jefe local del Serviu, Óscar Crisóstomo, “recibimos denuncias de diferentes personas a las que se les habría cobrado por gestiones para inscribirse y postular a subsidios una suma de $50.000”.

Crisóstomo agregó que la única entidad habilitada para recibir los antecedentes de las personas que buscan ayuda estatal para los diversos programas ministeriales en materia de vivienda es el Serviu y las acciones no tienen costo para los beneficiados, quienes solo deben acreditar ahorros en sus libretas.

Recordó que “conforme a lo dispuesto en el D.S.355 de Vivienda y Urbanismo de 1976, en sus artículos 25 y 26, corresponde al Serviu todas las gestiones relacionadas con la promoción, postulación e inscripción que estén referidas a subsidios habitacionales,  y por tanto, no corresponde que otro organismo o persona natural o jurídica se arrogue las facultades dadas por ley a este servicio, sin previa autorización”.

Esta denuncia se suma a otras de diversa índole que han sido interpuestas contra constructoras y EGIS de la zona por eventuales irregularidades ocurridas en la pasada administración, y que se referían a cobro de subsidios o entrega de facturas aparentemente fraudulentas para su pago por el servicio. Sobre aquellas indicó que varias de ellas están en tramitación y en otras ya hubo condenas. 

Crisóstomo planteó que siguen fiscalizando todos los procesos internos y los informes de empresas y beneficiarios de subsidios, con el fin de cautelar que se utilicen de manera adecuada los fondos dispuestos por el Ministerio de Vivienda en la provincia,  tanto para construcción de casas como para ampliación, mejoramiento y otros mecanismos disponibles para la población.