Infraestructura en salud para siete comunas suma $19 mil millones

El pasado miércoles Coihueco inició el camino para contar con un  nuevo Centro de Salud Familiar. En la ocasión la gobernadora Lorena Vera y el director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul, encabezaron la ceremonia en que simbólicamente se colocó la primera piedra del futuro recinto asistencial.


Se trata de una obra financiada por el Ministerio de Salud, que considera una inversión de $3.100 millones para sumar 2.242 metros cuadrados de nueva infraestructura a la red de salud de Ñuble. Con este proyecto el Servicio de Salud Ñuble concreta una cartera de inversiones en atención primaria por más de 5 mil millones de pesos, que incluyen dos centros comunitarios de salud y un servicio de urgencia primario.


 El nuevo centro asistencial coihuecano tiene una población usuaria de 16 mil personas, quienes contarán con 13 salas de atención clínica, atención dental, acceso a cirugía menor y ecografías, entre otros servicios distribuidos en los más de dos mil metros cuadrados del edificio.


El director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul, destacó el aporte que significa el Cesfam. “Es en la atención primaria donde se resuelven más del 80% de los problemas de salud (...) Es en los consultorios donde se realiza el examen que detecta a tiempo el cáncer del cuello del útero, donde acuden las personas a vacunarse para prevenir enfermedades, donde se estimula el desarrollo de nuestras niñas y niños, el lugar donde nuestros adultos acceden a exámenes, medicamentos y alimentación complementaria y donde las personas con problemas de salud crónicos mantienen su enfermedad controlada”.


 Por su parte el alcalde de la comuna, Carlos Chandía, también valoró la iniciativa. “Tenemos mucha alegría por la gente de Coihueco que da pie a la postura de esta primera piedra y posteriormente lo que significará la inauguración de nuestro nuevo Centro de Salud Familiar”, destacó.


Obras en desarrollo
El nuevos Cesfam de Coihueco es solo una de cuatro obras actualmente en desarrollo en Ñuble, que llegan a potenciar la red de salud de la Provincia de Ñuble.


Se trata de proyectos que implican una inversión de $4.452 millones, que incluye el Cecosf de Cachapoal, el Isabel Riquelme de Chillán, el Servicio de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolución SAR en el Cesfam Violeta Parra de la capital ñublensina, y el mencionado Cesfam de Coihueco.


En el caso de Cecosf de Cachapoal, comuna de San Carlos, la obra implica una inversión de $351 millones en 260 metros cuadrados. La antigua posta de Cachapoal dio paso a un nuevo centro, que acercará las prestaciones básicas de salud a la comunidad del sector.  El recinto dependerá del Cesfam José Durán Trujillo y la obra ya está concluida.


Por su parte el Cecosf Isabel Riquelme implicó una inversión de $320 millones, también para 260 metros cuadrados, y se benefician con él cerca de 5 mil personas, habitantes del sector sur poniente de Chillán.


Una inversión mayor contempla el Servicio  Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolución SAR en el Cesfam Violeta Parra de Chillán, que con $755 millones  y 668 metros cuadrados brindará atención a los usuarios con problemas de urgencia, pero de mediana y baja complejidad.


Por último está el Cesfam de Coihueco, que tendrá 13 salas de atención clínica, dos salas de atención de enfermedades respiratorias, una sala de rehabilitación, una sala de estimulación temprana, una sala multiuso, un vacunatorio, farmacia, atención dental, cirugía menor, ecografías y atención de Urgencia.


Sobre el recinto el alcalde Carlos Chandía Alarcón añadió que en la comuna “comienza a construirse el mayor centro de salud en la historia de nuestra comuna, lo cual nos pone a la altura de lo que nuestra gente se merece en este siglo XXI. Trabajamos arduamente a lo largo de estos años por sacar  adelante este proyecto y hoy esos esfuerzos, que involucraron a mucha gente, se ven recompensados”.


Obras priorizadas
Para este año además está priorizada la construcción de Centros Comunitarios de Salud Familiar en las comunas de Pinto y Ñiquén, con una inversión total de $800 millones y que beneficiarán a 7 mil personas. 


Por $886 millones también se empezaría a construir el SAR en el Cesfam Michelle Bachelet de Chillán Viejo, iniciativa  que actualmente está en etapa de revisión del diseño. 


Entre abril y mayo de este año concluiría el diseño del Cesfam de Quillón, lo que permitiría licitar su construcción a través de fondos sectoriales, por un monto estimado en $2.421 millones para 15 mil beneficiarios. 


Y el centro de salud de San Ignacio también podría comenzar a construirse este año, de contar con la aprobación de recursos del FNDR, calculados en $1.816 millones. Los beneficiarios son 7 mil.  


Postulan a financiamiento
Además hay más proyectos que forman parte de la cartera priorizada del Servicio de Salud Ñuble y postulan a financiamiento sectorial o del FNDR para la etapa de diseño.


Está la reposición del Cesfam José Durán Trujillo de San Carlos, que incluye SAR. La inversión del diseño es de $62 millones y la ejecución de $2.191 millones, para 3.274 metros cuadrados que beneficiarán a 24 mil personas.


Se agrega la reposición del Cesfam Ultraestación de Chillán, que también incluye SAR e implica invertir $69 millones en el diseño y $2.629 millones en la construcción.  La obra tendrá 2.300 metros cuadrados y se atenderán en él 21 mil personas.


En tanto, también buscan financiamiento la reposición del Cesfam Federico Puga de Chillán Viejo, por $64 millones en inversión y  $2.326 millones en ejecución. El nuevo edificio tendrá 2.201 metros cuadrados y beneficiará a 21 mil habitantes de la comuna histórica.


Por último, el cuarto proyecto visualizado corresponde a la reposición del Consultorio de Pueblo Seco, por $1.200 millones en la ejecución y $47 millones en el diseño. Se construirán 886 metros cuadrados de edificación, para 3.935 usuarios.


En tanto, la reposición del Cesfam de San Fabián se encuentra en la fase de estudio preinversional.