Hasta 40 solicitudes de transparencia al mes llegan al municipio

Cada vez es más común que personas naturales utilicen el sistema de Transparencia Municipal de Chillán con la finalidad de solicitar la entrega de estudios que son la base de proyectos, informes internos o para pedir que sean investigados hechos que ocurren en diversos sectores de la ciudad.

Desde el año 2013 han ingresado al municipio, tanto por Oficina de Partes como por el mismo portal municipal, alrededor de 600 solicitudes. Y en el último tiempo se ha incrementado la cantidad de requerimientos, de tal manera que llegan entre 30 a 40 por cada mes.

Para la Municipalidad de Chillán  este ejercicio ciudadano corresponde a una herramienta que permite transparentar el accionar público, así como también el correcto funcionamiento de los diferentes procesos que permiten el andamiaje de la institucionalidad del Estado.

La municipalidad y los entes públicos que son requeridos por personas o instituciones, tienen un plazo de 20 días hábiles para responder las consultas, pero excepcionalmente se puede extender el plazo por 10 días más, concurriendo situaciones como cantidad de información o recolección de esta en muchas direcciones o apartados.

Durante el mes pasado la municipalidad recibió una solicitud que llama la atención, considerando que falta poco tiempo para que la ciudad llame a una nueva licitación para la concesión de recolección y disposición final de residuos sólidos domiciliarios. Se trata de la empresa Bimelco, que pide todos los antecedentes utilizados para estudios de inversión, como cantidades de residuos generados y depositados y montos cancelados a Dimensión S.A.

Por otra parte, Nicole Sáez Pañero, subsecretaria del Deporte,  requiere información relacionada con políticas deportivas de todas las comunas de Ñuble, con el fin de conocer la realidad local en esa área.

Transparencia Municipal ha sido activada también para pedir información de las patentes vigentes de botillerías en la ciudad, el estado de los proyectos de ciclovías y el informe sobre participación ciudadana en la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan Regulador.

Dentro de las peticiones figura una solicitud de acceso a información referida a los gastos realizados por la Municipalidad de Chillán para la realización del Campeonato Mundial Juvenil de 2015.

Se suma a ello una petición que tiene como finalidad caracterizar y conocer el negocio de los estacionamientos en Chillán. El foco está puesto en todos aquellos recintos que no forman parte del sistema concesionado.

Se suma a ello un documento a través del cual se piden los decretos municipales y contratos de dos funcionarias de confianza del alcalde Sergio Zarzar, como María Teresa Troncoso (renunciada) y Paola Becker, jefa de Gabinete.

Y en un tema más urbano, se plantea al municipio la necesidad de conocer la cantidad de tiendas o negocios “que se dedican a la venta de ropa usada al detalle o al por mayor”.

Además, Transparencia recibió una solicitud de Ernesto Velasco, donde pedía “información de mensajes de texto y whatsapp del celular” y de correos de Daniela Canales, jefa  de Secpla(s), y de Víctor Fernández, director de Medio Ambiente y Aseo y Ornato(s).

La municipalidad negó en este caso el acceso a la información requerida, argumentando que “whatsapp es una aplicación de mensajería privada, por lo tanto, la información que se envía o recibe está en el ámbito personal o privado y no siendo público el usuario se reserva el derecho a la entrega de la información solicitada”.