Concejo analizará desde el jueves la educación municipal de Chillán

Preocupación comenzó a generar en el municipio la baja matrícula que exhibe el sistema de educación comunal formado por una red de escuelas y liceos, cuya ocupación está llegando a mínimos históricos. 

Para el 2007, según antecedentes el DAEM, los establecimientos administrados por la municipalidad no pasarían de 9.600 estudiantes lejos de las proyecciones que daban cuenta de un robustecimiento del sector tras años de inversiones millonarias.

Este lunes, durante la reunión ordinaria de Concejo Municipal, se indicó que este jueves 7 de octubre será desarrollada en la sala de sesiones la primera reunión de comisión Educación para abordar un problema que no ha tenido solución a pesar de los esfuerzos desplegados. 

El llamado Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal debe ser aprobado a más tardar el 15 de noviembre y la duda es si los ediles llegarán a las citas fijadas para este mes, considerando que están en campaña.

Los números son contundentes respecto del mal estado de la educación municipal en la ciudad según informes de la propia entidad edilica y del DAEM registrados a través de informes difundidos en los últimos años.

Según reportes oficiales el sistema municipal ha perdido en cinco años 2.874 alumnos pasando desde 12.448 a solo 9.574 de acuerdo a las últimas estadísticas entregadas por la entidad rectora de Educación y contenidas en el Padem 2017.

La fuga de alumnos no se mueve a las tasas del pasado cuando el sistema perdía alrededor de 1.000 estudiantes por año y pasó de tener 22.000 a menos de la mitad el 2016. Es este desequilibrio lo que conduce a que las escuelas generen déficits importantes en la mayoría de los casos.

La poca matrícula que exhiben los recintos educativos de Chillán en poder del municipio es lo que genera que el gobierno comunal debe realiza millonarios desembolsos al DAEM para que esta entidad pueda financiar todas sus actividades, entre ellas cancelar sueldos de los docentes y personal.

Las pérdidas han sido una constante en el sistema desde hace varios años. En el registro del DAEM del 2013 de 38 establecimientos, solamente siete mostraban números azules, mientras que el resto déficits en algunos casos muy elevados. Las pérdidas anuales suman $1.676 millones y justifican el traspaso de fondos desde el municipio a la dependencia de educación.

El Liceo Narciso Tondreau es uno de los que exhibe un peor rendimiento. El año 2013 registraba pérdidas del orden de los $230 millones anuales, en tanto que para este establecimiento se proyectan al 2017 $178.299.965 de déficit.

Como contraparte el Liceo Marta Brunet ha ido escalando posiciones de tal manera que en el Padem en desarrollo se registran 774 estudiantes, un 8,4% más que el 2015. Además, este establecimiento que tuvo déficits por más de $196 millones el 2013, presenta en la actualidad una diferencia en contra de solo $23.003.173.

Más personal 
Llama la atención que a pesar de los números rojos de la educación comunal la cantidad de personal del Daem haya aumentado. 

Dados los malos resultados del sector educacional municipal, el aporte solicitado para el año 2017 llega a los $2.415.584.327 similar al del año en curso. 

Los concejales Juan López Cruz y Víctor Sepúlveda señalaron que les llama la atención que los Liceos A7 y B12, tienen un déficit sobre 100 millones cada uno. “El primero (Narciso Tondreau) tiene 203 alumnos y el segundo tiene 162 alumnos” plantea López jefe de la comisión Educación.