Liceos chillanejos abordan deudas en educación sexual

La semana pasada, la Municipalidad de Santiago, lanzó un manual de sexualidad, llamado “100 Preguntas Sobre Sexualidad Adolescente”, edición que ha despertado un intenso debate respecto a la forma en que se aborda la educación sexual en los adolescentes.


Los directores de los principales liceos de la comuna de Chillán, entregaron su visión y comentaron respecto a cómo la educación sexual se aborda en sus respectivos establecimientos, dejando claro que es un aspecto importante en la vida de los jóvenes que requiere de una adecuada orientación, basada en los afectos y los valores necesarios para enfrentarla de manera saludable y responsable.


Puntapié inicial
Desde el punto de vista de Ricardo Pérez, director del Liceo Marta Brunet, “la Municipalidad de Santiago dio el puntapié inicial” al publicar el debatido texto, “al margen de la forma en que se aborda, que puede ser perfectible, es bueno que incluso desde cuarto básico el tema sea tratado por los alumnos”, comentó el educador. “Es importante que se dé una forma profesional y moralmente adecuada”, señaló.


En específico, el director planteó que “lo estamos viendo, hablando fríamente, en el liceo no se aborda de forma general”, reconoció, “pero sí lo hacen los profesores de ciencias en su asignatura”, expresó Pérez. “Hemos desarrollado algunas charlas con asistente social y sicólogo para los jóvenes”, pero reconoció que “estamos en pañales respecto a este tema, sin embargo, lo abordamos de manera responsable, no se ve de forma general, sino de manera específica en muchos aspectos”.


Por otra parte, explicó que hay temas que son más difíciles de identificar. “No tenemos información de cuándo, por ejemplo, sufren de enfermedades de carácter sexual”, detalló. “Los jóvenes hoy son adolescentes independientes y van por sí mismos a los centros de salud para solucionar este tipo de dolencias”, añadió.


Respecto a las consecuencias más palpables, Ricardo Pérez expuso que “tenemos un bajo índice de embarazo adolescente, y cuando se dan estos casos, se entrega apoyo a los jóvenes a través de la asistente social y el sicólogo (...) Se entrega todo el apoyo a las madres adolescentes para que no abandonen el sistema escolar, a veces no apoyan las familias y como establecimiento pasamos a ser el único apoyo con el que cuentan las jóvenes”, indicó, precisando que “esto también incluye el uso de las redes de apoyo, como salas cunas”.


Sexualidad y afectividad
Clemente Llanos, director del Liceo Narciso Tondreau, advirtió que “tenemos un llamado urgente en el rol educativo de poner la afectividad en la sexualidad, nuestra sociedad, que es muy consumista, con mucha facilidad para muchas cosas, es importante orientar a los jóvenes”, manifestó. En ese sentido, argumentó que “se ha marginado el tema valórico en la sociedad y se ha enfatizado el punto de vista de los negocios, la competitividad y la política, por ejemplo (...) Es un modelo nefasto para la formación de la ciudadanía”, setenció.


En forma concreta, explicó que “este tema se trabaja con un plan de educación sexual que fue licitado por el DAEM e impartido por la Universidad de Chile, donde la orientadora y las duplas sicosociales se capacitaron y están en fases tempranas, en la aplicación de encuestas temáticas para conocer el interés de los alumnos en la materia”, señaló.


“Se hace difícil, puesto que las escuelas deben asumir los malos ejemplos de la sociedad, en especial de la televisión, que es juez y parte, porque muestra muy malos ejemplos, sin embargo, es la primera en criticar”, se lamentó Llanos.


Por otra parte, expuso que “el embarazo adolescente existe, pero es muy bajo, no lo vemos como un problema, sino como casos aislados. Xuando sucede, se les entrega todo el apoyo, no preguntamos nada, porque primero optamos por la vida”, señaló. “Lo mismo con los jóvenes que son padres, que también hay en incluso menor frecuencia que las madres adolescentes”, precisó.


Alta vulnerabilidad
La realidad es diferente en el Liceo Martín Ruiz de Gamboa, como explica su director, José Maldonado: “La mayoría de nuestros alumnos son altamente vulnerables, con lo que el embarazo adolescente es una problemática”.


El docente sostuvo que “al año tenemos alrededor de 8 a 10 casos, lo que representa alrededor del 10% de nuestra matrícula”, reveló. “Es un gran problema, cuando se detecta, se activan todos nuestros mecanismos de apoyo”, enfatizó. “No se discrimina, se hace lo posible por apoyarlas y que saquen su título.


Maldonado planteó que “hace tiempo detectamos que se da que las niñas se embarazan, pero los responsables no son alumnos del establecimiento, sino externos”, comentó, “por ello, abordamos el tema de la sexualidad con fuerza, de forma directa, con nuestra dupla sicosocial, con planes lo más realistas posible, sin pasar a llevar su integridad sicológica y tampoco espiritual o social”.
Agregó que “hemos diseñado talleres, trabajo con consultorios y otros programas, como la OPD, además de los programas propios, con todo el universo del estableciemiento, de forma mixta, lo que nos permite generar integración (...) Con los padres se trabaja a través de las autorizaciones, ellos son informados de cada taller, somos muy cautelosos”, puntualizó.