Madre chillaneja defiende derecho de su hijo que juega a maquillarse

Dahyán Murúa no sabía la repercusión que tendría la carta que publicó este miércoles a través de su facebook. En tan sólo unas horas, las emotivas palabras escritas para defender el derecho de su hijo a jugar a maquillarse se convirtieron en virales y fueron compartidas por más de 7 mil personas, quienes entregaron a tráves de las redes sociales sus opiniones, levantando así un debate entre quienes apoyaron a la madre y quienes no.

La historia, de acuerdo a lo relatado por la madre a LaDiscusión.cl comenzó durante la mañana del miércoles, cuando una persona encontró en su celular la foto del pequeño de 9 años maquillándose y la increpó por permitirle hacer eso, aludiendo a que era una mala madre.

"Con mi hijo siempre jugamos mucho, sobretodo a disfrazarnos, pintarnos y ese día estábamos en la plaza escuchando música y cuando yo empecé a pintarme los ojos, me dijo "Yayi, ¿puedo pintarme? y le dije que obvio, y se comenzó a maquillar, nos causó tanta risa como quedó que le tomé algunas fotos, y ahí quedó el tema.Eso fue hace un tiempo y ahora cuando esa persona vio la foto se molestó y me trató súper mal, como si yo fuera la peor mamá del mundo por dejar que mi hijo se maquillara como mujer, por eso escribí la carta", explicó Dahyán.

Agregó además que, "a las horas esa persona me pidió disculpas, con ella ya no hay problemas, pero sirvió para generar un debate bacán respecto a la libertad de experimentar de los niños. Mi hijo no es gay, como puse en la misma foto, lleva años enamorado de una compañerita pero si lo fuera créeme que sería la primera en apoyarlo. Yo igual la entiendo que la gente mayor está llena de prejuicios, pero las generaciones nuevas cada vez somos más libres en nuestro pensamiento".

Sobre la reacción de su hijo al conocer la historia, Dahyán señaló que no tuvo problemas y que la felicitó por ser valiente al publicar la carta sabiendo que habría gente que la criticaría y que incluso él está preparando una carta para responder a quienes critican su forma de jugar.

Esta es la carta que escribió la chillaneja para defender a su hijo:

"Hoy temprano alguien tomó mi celular y comenzó a ver mis fotos, al llegar a esta su indignación fue tal, que me gritó que yo soy una pésima madre.
Si dejar que mi hijo de muy pequeño juegue con juguetes de niña es ser mala mamá, entonces lo soy. Si dejar que mi hijo elija ropa rosada, entonces lo soy. Si dejar que mi hijo pinte sus uñas para saber qué sienten las niñitas, como me pidió el año pasado, entonces lo soy.
Soy una muy mala madre, porque el otro día mientras escuchábamos música en la plaza y yo me pintaba los ojos, mi hijo quiso pintarse como mujer, y lo dejé. Y seguiré siendo la peor madre, porque si mi hijo quiere vestirse de princesa seré la primera en comprarle un vestido.
Decido ser una mierda de madre, porque me cago en los estereotipos y apoyaré a mi hijo en cada decisión que tome en su vida, porque lo traje al mundo para que sea feliz, pensante y buena persona, no para que siga reglas acéfalas sociales.
Y miren, que ya tiene 9 años, y lo he dejado experimentar todo lo que ha querido, y aún así lleva 4 años muy enamorado de una amiguita.
No quiero dejar de ser una mala madre si es lo que soy por dejarlo ser libre y feliz."