Drama vive familia de ex alumno del Cocochi que falleció en EE.UU.

El 19 de septiembre pasado algunos profesores y coordinadores del Colegio Concepción recibieron una noticia que los sorprendió.

El ex alumno Pedro Felipe Reyes Lobos, egresado en 2014, había fallecido en el Centro Oncológico de Filadelfia, Estados Unidos, en donde estaba internado desde febrero, afectado por un cáncer al sistema linfático, muy complejo y además hereditario.

De hecho su padre, Pedro, falleció por esta causa hace cerca de un año, y su hermana  Natalia, de 29 años, también fue afectada, pero gracias a los tratamientos seguidos pudo superarlo.

Para la comunidad del colegio, el golpe fue sorpresivo e inesperado, ya que a Pedro le habían ya diagnosticado la patología a los 16 años, “y por lo que le había pasado a su hermana y por lo que se nos comunicaba respecto al avance del tratamiento, nosotros pensábamos que lo iba a lograr. Lo cierto es que nadie esperaba este final”, dijo Amelia Leiva, coordinadora del proyecto de integración del colegio.

Los problemas para la familia de Pedro no se reducen solo al golpe de la pérdida del hijo.

El viajar a Estados Unidos, el internarlo en el centro oncológico y someterlo a tan largo tratamiento, les significó un desembolso inicial de más de $200 millones de pesos, dinero con el que la familia no contaba.

“Ellos tuvieron que sacrificar muchas cosas, sabemos que vendieron todos sus muebles y enseres, como la cocina, el refrigerador o los televisores, además pusieron en arriendo la casa en la que vivían”, explicó la orientadora.

La desmedrada situación los mantiene prácticamente varados en Estados Unidos porque aún deben resolver como pagar la deuda con el Hospital Fox Chase.

Hasta este martes la madre de Pedro, Rosa Lobos y su otra  hija, Ana María, permanecían en Filadelfia, “pero nos avisaron que mañana ya se volvería al menos una de ellas a Chile”, explicaron en el colegio.

Campañas solidarias
En el Colegio Concepción, las actividades para reunir fondos en ayuda a la familia de Pedro han sido varias. El objetivo es poder ayudarlas a equipar su casa nuevamente, puesto que la que volverían a ocupar tras casi seis meses estuvo en arriendo. “También nos conseguimos la autorización de la hermana de Pedro, para entrar a la casa y empezar a limpiarla y dejarla lo más ordenada posible cuando lleguen, pero siendo realistas, no fue posible reunir recursos como para poder comprometernos con la compra de los pasajes desde Estados Unidos a Chile”, admitió Amalia Leiva.

Doctor Honoris Ccampaausa
Pese a que por su condición de salud los médicos le sugirieron a Pedro no rendir la PSU, el joven chillanejo, quien estaba becado en el colegio por sus brillantes calificaciones en matemáticas,  la rindió y quedó en la carrera de Medicina en la Universidad de Talca con la meta personal de especializarse en oncología.

Según publicó Las Últimas Noticias en la edición del 24 de septiembre, fue un médico del Fox Chase quien lo condecoró Doctor Honoris Causa antes de morir, puesto que permitió que usaran sus células para investigaciones.