En 2017 debe estar demolido el edificio Los Héroes

Hace un par de años ejecutivos de la firma Invertrust Capital caminaban por la Plaza de Armas de Chillán, tras haber llegado desde Temuco donde estaban cerrando un proyecto para construir una torre que contempla departamentos, oficinas y comercio, y les llamó la atención el abandonado edificio Los Héroes.

Uno de ellos, el constructor civil Pedro Elías, relata que aprovechando su estadía en la ciudad decidieron buscar propiedades para ejecutar algún proyecto importante, y al enterarse de las condiciones de la estructura duramente afectada por el terremoto de 2010, no lo pensaron más de “cinco minutos” y decidieron adquirirla.

Así comenzaron las gestiones para comprar el inmueble, que era propiedad de inversionistas y de personas naturales, pudiendo cerrar el contrato con aquellos y sumar a su portafolio esta propiedad emplazada en un punto estratégico de la ciudad, la esquina de Libertad con 18 de Septiembre.

Este viernes Julio Osorio Aguayo, gerente de Proyectos de Invertrust Capital,  junto a Pedro Elías y la ejecutiva Carolina del Castillo, llegaron a  Chillán para entrevistarse con el director de Obras, Flavio Barrientos, en su oficina de la municipalidad.

Desde la repartición se tiene una vista privilegiada de la nueva propiedad de la empresa santiaguina y desde ahí se trazaron los planes para transformar completamente esa esquina, que alguna vez fue un importante centro de oficinas, departamentos y locales comerciales.

Osorio tiene una vasta experiencia en construcciones y en su currículum aparece una de las torres de San Alfonso del Mar, mientras que Carolina del Castillo estuvo presente en la construcción del  Costanera Center. Elías, por su parte, tiene experiencia en múltiples proyectos de gran envergadura a nivel nacional, entre ellos un hotel en Temuco, actualmente en desarrollo.

Demolición
Julio Osorio asegura que antes de construir convocarán a oficinas de arquitectos nacionales para que diseñen a través de un concurso público un edificio, que esperan sea un emblema de la ciudad y que rescate su tradición moderna y a la vez aporte elementos de la arquitectura actual.

Elías recalca que tras conocer el estado del edificio no dudaron un minuto en que debía ser demolido, pues no se ajusta al estándar con el que quieren edificar y además una infraestructura envejecida requiere mucha inversión para refaccionarla.

Tienen en mente una edificación moderna con altos estándares de calidad y sustentable desde el punto de vista energético, lo que implica técnicas que no se corresponden con el diseño de las dos torres existentes en la actualidad.

Por ello, aseguran los ejecutivos,  pretenden demoler lo antes posible y comenzar a levantar las dos torres durante los primeros meses de 2017. Para la demolición están en negociaciones con dos empresas de Santiago que tienen experiencia en Concepción.

Invertrust Capital pretende construir dos torres de 14 pisos aproximadamente, a los que se deben agregar cinco subterráneos para estacionamientos. El diseño final dependerá de los estudios de suelo y del proyecto arquitectónico que sea elegido.

Se pretende que el edificio, precisó Flavio Barrientos, esté destinado al comercio en su primer nivel y para oficinas, hotel y departamentos, el resto de los pisos. Para edificarlo la inversión aproximada llegaría a los US$55 millones.