Aseguran que no hay riesgo financiero para construcción del hospital

La Subsecretaria de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud (Minsal), Gisela Alarcón, descartó que el proyecto de construcción del hospital de Chillán, dentro del grupo de 20 nuevos establecimientos que pretende dejar el Gobierno en etapa de edificación al año 2018, se vea afectado por el anunciado recorte presupuestario de este año.

En su visita de hoy a la capital de Ñuble, la funcionaria pública desestimó los cálculos que días atrás realizó el ex jefe de la cartera, Jaime Mañalich, que advirtió que la disminución del gasto fiscal incluirá al Minsal y a los ambiciosos planes arquitectónicos que tienen en carpeta.

Mañalich, quien en su rol de secretario de Estado promovió hace cuatro años levantar el edificio bajo la modalidad de concesión privada, idea que fue desechada por el Gobierno de la administración de Michelle Bachelet y dio paso a una iniciativa con fondos públicos, criticó el nuevo inconveniente que sufriría la anhelada obra chillaneja, situación que fue negada por Gisela Alarcón.

“Quiero ser súper enfática y clara al respecto, el plan de gobierno de la Presidenta Bachelet, en términos de la construcción de hospitales y de establecimientos de atención primaria, se está cumpliendo y se va a cumplir; no existe riesgo en términos financieros, estamos cumpliendo todos los procedimientos que la administración del Estado nos indica y estamos ejecutando todo el gasto de acuerdo a esos procedimientos”, sostuvo.

La subsecretaria explicó que con el trabajo realizado junto al Ministerio de Hacienda, se coincidió en que los planes presupuestarios para Minsal y Mineduc no iban a verse alterados.

“Con el Ministerio de Hacienda trabajamos estrechamente para cautelar los recursos para los años siguientes en un plan de gobierno que es el más ambicioso de la historia de Chile e inédito no solo en los recursos, sino en lo que va a significar para la salud de nuestro país, por lo que estamos convencidos de que eso también ha sido comprendido por el Ministerio de Hacienda”, detalló.

Gisela Alarcón admitió que el Minsal todavía no está en condiciones de entregar ningún presupuesto para la ley 2017; sin embargo, recalcó que las declaraciones del ministro de Hacienda respecto a que los ministerios de Salud y Educación serán las prioridades para este gobierno y para el próximo año también, garantiza que los proyectos constructivos del país y específicamente el de Chillán, están asegurados.

Gestiones
Si bien el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) ya eligió a la empresa que construirá el nuevo hospital de alta complejidad de Chillán, los antecedentes de la firma fueron enviados a Contraloría para que evalúe el cumplimiento de todos los pasos del concurso público.

Desde inicios de agosto que el órgano de control tiene en su despacho los documentos de la empresa que mejor respondía a los requerimientos técnicos y financieros, y aunque no existe una fecha tentativa de cuándo Contraloría entregará su informe final, la subsecretaria de Redes Asistenciales enfatizó que el tiempo que se está tomando el organismo está contemplado en la planificación.

“El tiempo está dentro de lo esperado y quiero indicar que estos procesos pueden parecer largos, pero son protectores de la probidad y de la administración del Estado correcta; acá se han cumplido los plazos y solo estamos a la espera de la toma de razón de Contraloría para el hospital de Chillán”, indicó.

Respecto a los recursos que presentaron dos empresas  ante Contraloría, reclamando por posibles deficiencias en el cumplimiento de los plazos del proceso de licitación, la representante del Minsal desestimó que esto pueda ocasionar problemas en la iniciativa.

“Estamos a la espera de esa definición y actuaremos en base a esa resolución en el momento que eso ocurra”, comentó.

Antecedentes
Desde fines del año 2012 está en curso la idea de construcción del nuevo complejo de salud de Chillán.

 Bajo la administración del ex Presidente Sebastián Piñera, se inició el proceso de licitación que pretendía hacer realidad la construcción y administración del establecimiento con fondos privados, bajo la figura de concesión.

De acuerdo a esos planes preliminares, en marzo del 2014 debió llamarse a licitación para la ejecución de las obras y se tenía en mente que la recepción sería para el año 2017.

Servicio de alta resolución
Una recargada agenda en la capital de Ñuble cumplió ayer la subsecretaria Gisela Alarcón.

La funcionaria conoció en terreno la última etapa de construcción del primer Servicio de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolución (SAR) de la provincia, ubicado en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) Violeta Parra.

El establecimiento atenderá durante toda la noche y en él se harán cargo de los pacientes que necesiten atención de urgencia de baja y mediana complejidad, con el apoyo de personal especialmente contratado, de modo que tendrá mayor resolutividad, ya que se podrán tomar radiografías y exámenes de laboratorio.

El servicio funcionará toda la noche (desde las 17.00 horas, hasta las 8 de la mañana), incluido los días festivos y fines de semana.

Actualmente los trabajos están avanzados en un 98% y el SSÑ solo está esperando que se culminen los últimos detalles antes de ponerlo al servicio de la comunidad, que podría ser a fines de noviembre.

Con ello se busca descongestionar la unidad de Emergencia del Hospital Clínico Herminda Martín en casos que no revisten mayor gravedad, incluso aquellos en donde se necesite realizar  alcoholemias.

Una de las novedades del SAR es que tendrá una caseta con un carabinero de turno que gestionará este procedimiento.

El director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul, explicó que el “equipo que formará parte de este servicio estará conformado por médico, enfermera, tecnólogo médico, técnicos en enfermería y administrativos”.