En alerta están vecinos de la Barcelona por inicio de obras de villa

En alerta se encuentran los vecinos de la villa Barcelona, ante la presencia de maquinaria pesada en el terreno aledaño por el lado sur del sector, en donde se pretende ejecutar un proyecto habitacional de 227 viviendas considerando como única salida un puente vehicular que los conectará con las calles Gerona y Río Duero.


El dilema vecinal radica en que, según sus comentarios, los nuevos residentes traerían consigo más de 200 vehículos, lo que perjudicaría aún más el ya congestionado tránsito asociado a las casi 1.500 familias que viven en la villa Barcelona.


La presidenta de la junta de vecinos, Ilse Carrasco, recordó que pese a que desde el año pasado vienen solicitando al municipio que la empresa dueña del proyecto considere una salida independiente por la calle Andrés Bello, lamentó que no se haya resuelto ese tema.


La dirigenta advirtió que a fines de agosto observó trabajos con maquinaria pesada cerca al punto donde la constructora tiene planeado la instalación de un puente que le daría acceso con la villa Barcelona.


“Han estado removiendo tierra cerca al estero Las Toscas. Fuimos  a la Dirección de Aguas a denunciar este hecho y nos dijeron que la empresa estaba haciendo estudios; pero la verdad no nos queda claro, porque estaban removiendo tierra y cerca al canal, es por eso que nos preocupa que empiecen las obras sin que se haya previsto lo de la salida primero”, comentó.


El director de la junta de vecinos de la villa Barcelona, Víctor Barrientos, agregó que si se mantiene el plan de la empresa tal y como lo tienen programado, todo el sector quedará más colapsado de lo que ya está; no obstante, indicó que la situación podría incluso ser peor.


“Sabemos que en ese terreno hay planes mayores, ya que se prevé la construcción de más de 2.000 casas, imagínese todo ese grupo de familias utilizando una sola salida que es Río Segre”, precisó.


Víctor Barrientos lamentó que, tras haberse advertido hace un año el problema que se generará, hasta el momento no se tenga claridad de si efectivamente se optará por  pedir a la firma que habilite un puente que les dé acceso directo con Andrés Bello. 


El representante vecinal admitió que la constructora no tendría obligación legal de establecer medidas viales de mitigación por el impacto que ocasionará su proyecto, por lo que instó al municipio a gestionar la solución.


Para el vecino Enrique Mora, el panorama que se avizora con la edificación del conjunto habitacional es preocupante.


“Un puente hacia nuestra villa no debería ir, es un absurdo. Lo más lógico sería que se haga por Andrés Bello; si así ya estamos con problemas, lo que se viene será peor”, opinó.


El próximo 24 de septiembre los vecinos tienen programado reunirse para establecer las medidas que adoptarán con la finalidad de que  escuchen sus pedidos. La dirigenta Ilse Carrasco adelantó que realizarán una agresiva campaña vía redes sociales y de forma tradicional con banderolas y pancartas denunciando el caso.


Estudios
El jefe de la Dirección de Obras Municipales (DOM), Flavio Barrientos, precisó que el pedido vecinal es factible. El funcionario precisó que el municipio está coordinando con la dueña del proyecto y con la empresa que loteó todo el paño para ver la posibilidad de una salida vehicular hacia Andrés Bello.


“El municipio está haciendo esta gestión, porque sabemos los inconvenientes que se pueden generar en el tránsito”, añadió Barrientos.