Aprueban fondos para restaurar simbólica pileta de la Gobernación

Antes de que termine este año la ciudad verá nuevamente en operaciones la antigua pileta de la explanada de la Gobernación, que ya tiene 51 años desde su construcción y que alguna vez fuera una de las postales más destacadas de la ciudad. 


El pasado lunes, y luego de una corta tramitación dentro del Concejo Municipal, fueron aprobados los recursos que permitirán  la renovación de esta estructura, que fue inaugurada oficialmente el 9 de septiembre de 1965 y que en esa época fue todo un hito local, como lo demuestran artículos históricos de LA DISCUSIÓN.


La posibilidad que esta pileta ornamental fuera recuperada surgió luego de que el año pasado aparecieran voces que alertaban sobre el deplorable estado de la estructura, la que fue finalmente incorporada a la agenda de iniciativas de la actual administración.


El director de Obras Municipales, Flavio Barrientos, comentó este martes: “reconstruiremos y recuperaremos para la ciudad un elemento ornamental y símbolo local, para dejarlo como era hace unos cincuenta años, cuando fue entregado a la ciudad”.


Agregó que lo que se pretende es recuperar la capacidad de la pileta de emitir los chorros de agua y las cascadas de luces que le daban una imagen única, constituyendo una suerte de emblema local.


Para lograr poner a punto la pileta serán invertidos por la municipalidad, con fondos propios, unos $32 millones, de los que fueron aprobados por el Concejo Municipal  luego que el alcalde Sergio Zarzar presentara la moción.


El director de Obras informó que lo que se pretende es la reposición total de la obra, lo que significa cambiar las tuberías interiores que conducen el agua hacia las bombas que permiten darle presión y lanzarla con fuerza para provocar los efectos  en el agua.


Junto con ello será necesario cambiar el sistema eléctrico de la estructura, el que se encuentra en mal estado dado el tiempo que ha transcurrido sin que hubiera sido usado.


Además, la empresa que se adjudique las faenas tendrá que cambiar la losa, la cual ya no estanca el agua, pues su mal estado lleva a que se infiltre, lo que impide que funcione y cumpla el objetivo para lo que fue construida.


“En este caso tenemos que hacer una recuperación del 100% de la pileta, lo que implica cambiar todas las tuberías interiores y los conductos eléctricos y otras parte de los mecanismos”, agregó el arquitecto.


Luego de que el proyecto fuera aprobado por el Concejo Municipal, la alcaldía debe lanzar la licitación durante los próximos días,  de tal manera que el concurso se resuelva lo antes posible y los trabajos comiencen en septiembre-octubre.


Flavio Barrientos explica que los trabajos para la recuperación total de la pileta deberían estar terminados según el cronograma municipal, y al que debe responder la empresa seleccionada, en un plazo de un mes desde que se firme contrato.


Dados los estrechos márgenes de tiempo que se manejan, la pileta debiera estar en operaciones en noviembre de este año y recuperar el funcionamiento que tuvo desde aquel 9 de septiembre de 1965, cuando con pompa fue inaugurada.


La entrega de la pileta hace 51 años significó un evento relevante para la comuna, tanto así que las autoridades locales y decenas de vecinos, según consigna LA DISCUSIÓN de la época, se juntaron para ser parte del preciso momento en que la estructura se adhería armónicamente al entorno céntrico de la ciudad.


De esta manera, con la recuperación volverá a ser un imán de atracción para la comunidad local y para turistas, que según describen testigos de sus años de gloria, “se venían a tomar foto con ella, incluso los niños se bañaban en el verano. El agua caía desde cada uno de los platos como cascadas y cada uno de ellos iba acompañado de luces de colores muy bonitas que le daban vida a este sector”.


PLAZA DE ARMAS
Los trabajos apuntan a mejorar espacios inmediatos a la Plaza de Armas con fondos municipales a la espera de que en el futuro se pueda avanzar hacia una remodelación integral del centro cívico.


La renovación de la Plaza de Armas es un proyecto de largo aliento, que fue presentado a entidades estatales hace varios años y que se encuentra a la espera de que la municipalidad resuelva observaciones del Ministerio de Desarrollo Social, que debe darle la recomendación técnica.


Mientras se avanza hacia un mejoramiento integral de la plaza y el sector circundante, los trabajos que serán contratados para la pileta aparecen como un ejemplo del interés por invertir en ese paseo ciudadano.


Se sumará a ello el trabajo que encomendará la municipalidad para renovar el viejo odeón de la plaza,  que igualmente se encuentra en mal estado. Para darle nueva vida a este recinto la municipalidad invertirá  $8 millones.


RECUPERAR más PILETAS
No solo la pileta situada en la explanada de los edificios públicos  será renovada por la municipalidad,  ya que el objetivo es avanzar en darle vida a otras fuentes de agua de la ciudad que desde hace muchos años están en desuso, pues no funcionan los componentes internos.


El jefe de Aseo y Ornato, Víctor Fernández, comentó que el alcalde les impartió el año pasado órdenes para avanzar en la recuperación de las plazas y parques urbanos, dentro de lo cual se incluye la restauración de todas las piletas existentes en la ciudad.


Las referidas fuentes se encuentran en las plazas situadas dentro de las cuatro avenidas. Según  el catastro, existirían once estructuras de las cuales solo una estaría en operaciones a la fecha y que es la que se encuentra dentro del Mercado Techado.


Fernández sostuvo que desde que recibieron la orden de remozar las piletas realizaron en primer lugar un catastro de las existentes y una verificación del estado en que se encontraban, con la finalidad de conocer las faenas que debieran ser realizadas y llevarlas a proyectos concretos.


En este afán de restituir las antiguas fuentes de agua, la prioridad la tienen en la actualidad las que existen en el Paseo Arauco y que fueron construidas junto con el espacio peatonal el año 2005.


Tras varios años en operaciones finalmente comenzaron a fallar tras el terremoto de 2010, pues aparentemente se produjeron roturas internas que no pudieron ser reparadas. Se espera que la próxima semana los motores de las piletas que fueron retirados y reparados estén en condiciones de ser reinstalados.


Fernández agregó que de manera paralela trabajan en rescatar las tres piletas que existen en la Plaza de Armas, para lo cual deberán trabajar en la elaboración de los proyectos que incluyen un diagnóstico.


Se sumarán a este trabajo de renovación los pilones de las plazas La Victoria, Santo Domingo y Héroes de Iquique, precisó el jefe de Aseo. La idea en todos los casos es actuar lo antes posible.


ÁREAS VERDES
Fernández agregó que la renovación de las piletas se enmarca dentro de la necesidad de disponer de más y mejores áreas verdes en la ciudad. De esta manera, los trabajos en las plazas, entre ellos los que apuntan a renovar las piletas, son parte de aquel proceso.


Detalló que en la ciudad existen en la actualidad unos 380 mil metros cuadrados de áreas verdes que son controlados por la empresa Núcleo Paisajismo.
Pero la municipalidad, con recursos y personal propio, ha conseguido incrementar la cantidad de parques y jardines hasta sumar 200 mil metros cuadrados adicionales a los que maneja la empresa concesionaria.


El jefe de Aseo indicó que las áreas verdes son una prioridad, por lo cual durante este año han sido recuperados terrenos baldíos y sitios eriazos para transformarlos en plazas y parques que cuentan con equipamiento e iluminación.


Recalcó que en el futuro se pretende que las “plazas y parques que sean recuperados cuenten con atractivos como las piletas, que son del gusto de la comunidad y que permiten incluso que las personas se refresquen”.


Detrás del mejoramiento de las piletas además debe existir conciencia de la comunidad respecto de su mantención y cuidado. Desde esta perspectiva son las personas quienes están encargadas de darle buen uso a esas estructuras.


Otra parte de la mantención futura corresponde a la municipalidad y la empresa concesionaria de áreas verdes, que deberá desplegar recursos y personal para mantener despejadas las piletas y evitar que se produzca deterioro por la introducción de elementos que no corresponden y que pueden afectar los mecanismos.


Desde esta perspectiva, la inversión que realizará la municipalidad es solo una primera etapa de recuperación de áreas verdes, donde es la comunidad la que debe darle buen uso y apoyar a que se mantengan por muchos años en operaciones.


Fernández recalcó que a fin de año, según el programa municipal, la Plaza de Armas debe lucir dos nuevas atracciones que son parte del plan de mejoramiento paulatino que desarrolla el municipio chillanejo en sus espacios públicos.