Piden agilizar investigaciones en Chillán Viejo

Dos años se cumplieron ayer desde que el Consejo de Defensa del Estado presentara una querella por los delitos de malversación de caudales públicos y otros, en contra del alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin; cuatro funcionarios (entre ellos, el ex dideco Andrés León y el actual administrador municipal, Ulises Aedo), y cinco proveedores del municipio, sin que hasta ahora existan avances.

A esto se suman los tres años y tres meses de investigación judicial, la cual se inició en la denuncia que el concejal Jorge Del Pozo realizó ante la Fiscalía de Chillán en junio de 2013, misma causa que hoy lleva el fiscal de Yumbel, Álvaro Serrano, y que se encuentra aún desformalizada.

La querella del CDE tuvo como base el informe de Contraloría Regional del Bío Bío de marzo de 2014, el cual detalló las irregularidades detectadas en los procesos de adquisición de bienes y servicios de la Municipalidad de Chillán Viejo en pleno período preelectoral. 

El organismo acreditó que entre principios de 2012 y los primeros meses de 2013, el municipio chillanvejano efectuó adquisiciones al margen de la ley, e infringiendo el reglamento municipal respectivo. Se constató, además, la comisión de diversos ilícitos, por medio de los cuales se sustrajeron fondos municipales según distintas modalidades (pagos duplicados y triplicados por bienes servicios no prestados, como arriendo de buses y canastas familiares, entre otros), los cuales le produjeron un perjuicio pecuniario a la comuna cercano a los $300 millones.

Recién después que Contraloría dio a conocer este informe, se querellaron los funcionarios municipales Ulises Aedo, María Gabriela Garrido y Paola Araya, en contra de funcionarios y proveedores, y más tarde, lo hizo el propio alcalde Felipe Aylwin. 

Paralelamente, Contraloría Regional inició dos juicios de cuentas contra el alcalde y funcionarios, por los hechos antes mencionados y por el pago de remuneraciones a tres trabajadores a honorarios que no prestaron servicios, los que a la fecha aún siguen tramitándose; y se encuentra pendiente un sumario del ente contralor de 2014, el cual está a la espera que la fiscal Gladys Ferrada evacue su vista, proponiendo sanciones.

Nueva solicitud

Dada la lentitud y los escasos resultados en torno a las investigaciones pendientes en la comuna de Chillán Viejo, los concejales Jorge Del Pozo y Patricio San Martín ingresaron ayer una nueva solicitud dirigida al presidente del CDE, Juan Ignacio Piña, “para que instruya al personal de dicha repartición, a fin que la querella interpuesta continúe su tramitación, y consecuencialmente, lo haga la investigación fiscal, a fin de determinar las responsabilidades penales existentes”, versa en el documento.