Ingeniero sigue trabajando para la empresa que ofertó

El pasado domingo el ingeniero Sergio Wicki Caro aseguró a LA DISCUSIÓN que en febrero había dejado de prestar servicios a la empresa Representaciones Offersuite, la que ha realizado hasta la fecha la mayoría de los proyectos de recambio de luminarias en Chillán desde el 2012.

Sin embargo, en junio recién pasado Maxligth-Offersuite ganó una licitación de reposición de alumbrado público en la localidad de La Junta en la comuna de Puerto Cisnes. Según los antecedentes del Mercado Público (3791-29-lr16) y entregados por la empresa, el profesional residente para la obra es Sergio Artemio Wiki Caro y en la documentación entregada se detallan todas las ciudades donde este profesional ha prestado servicios.

Incluso para respaldar su calidad fueron entregados informes oficiales de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles donde se acredita la capacidad del ingeniero.
Estos antecedentes que datan de junio pasado descartan que Wicki haya dejado la empresa en febrero de este año como aseguraba a la prensa local para tratar de desmarcarse de eventuales irregularidades. De esta manera trataba de descartar una relación impropia como asesor municipal y funcionario de Offersuite.

Wicki, incluso, había reconocido que en la municipalidad sabían de su militancia en Offersuite, la empresa con la que más ha trabajado el gobierno comunal. Pero a pesar de ello contó con el voto de confianza del municipio quien lo defendió incluso de las arremetidas del concejal Jorge Marcenaro quien vio desde marzo de este año una amenaza en Wicki para los intereses municipales como permanentemente lo dejó en claro.

Este lunes el concejal Juan López Cruz agregó que “me satisface que se hubieran conocido las relaciones de este señor con el municipio, pues lo desenmascara. Nadie puede tener dudas de que este es un mal proyecto para la ciudad y esperamos que un próximo gobierno reencauce el proceso sin la presencia de temas que hacen ruido y dejan mal parada a nuestras autoridades”.

Agregó que la licitación declarada desierta estaba condenada al fracaso: “el alcalde necesitaba dos tercios del Concejo y nosotros como Nueva Mayoría más el concejal Jorge Marcenaro íbamos a votar en contra, pues no había garantías de un proceso transparente. Por eso si es que adjudicaban a Offersuite se iban a encontrar con el rechazo rotundo y creo que eso  llevó a que el alcalde y el municipio declararan desierta esta licitación que en verdad tuvo situaciones que uno cataloga como irregulares, al menos”.