Treinta familias quedan sin agua potable por deuda municipal

Treinta familias de la segunda etapa de la población El Progreso de Bulnes se vieron afectados con el corte del suministro de agua potable, debido a una deuda que sostiene la municipalidad con la empresa Essbio. 


Según consignó Elvecinal.cl, la deuda de más de 5 millones de pesos se generó luego de que en el gobierno comunal anterior al actual conectó a los vecinos a la red pública que pasa por calle Palacios, donde se instaló un medidor que quedó a cargo del municipio, entidad que se hizo cargo del pago mensual del consumo de agua. 


Tras conversaciones con el gerente de Essbio, Roberto Riva, el concejal de Bulnes Juan Arévalo y personal de la municipalidad lograron un acuerdo para que se repusiera el suministro, el que consistió en una carta compromiso que explicita que el municipio debe pagar el 30% de la deuda en un plazo de un mes y el resto en cuatro cuotas mensuales. 


En el intertanto, el municipio procedió a instalar dos estanques en la población, para que los vecinos se abastecieran de agua potable, la que fue llevada por camiones aljibes.