Obras que la actual administración heredará a quien asuma en diciembre

La actual administración comunal, que cumplirá el próximo 6 de diciembre los segundos cuatro años al mando de la ciudad, tiene solo tres meses para cumplir una serie de compromisos asumidos cuando tomó las riendas de la urbe en 2012, e incluso antes, cuando el actual alcalde Sergio Zarzar asumió su mandato en 2008.


En el listado de las iniciativas planteadas en el pasado y que aún no tienen solución, pese a contar varias con financiamiento, existen algunas que pueden comenzar a ser ejecutadas en el corto plazo, pero que no se han iniciado pues no dependen directamente de la actividad municipal.


El alcalde Sergio Zarzar comentó, por ejemplo, que ya están dadas las condiciones para que se firme la permuta de terrenos entre la municipalidad y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), con el fin de que esta entidad ceda a la ciudad un predio en el que será creado un gran parque urbano.

Chillán, en tanto, traspasará tierras de su propiedad al norte del aeródromo, para ampliar la franja de despegue y aterrizaje de aviones.


El alcalde indicó que “en cualquier momento” se pueden firmar los documentos, que permitirán que la ciudad sume unas 25 hectáreas donde se esperan crear diversos atractivos para la comunidad local.


Otra propuesta surgida desde la sociedad civil es el retiro de la antena de telefonía de Movistar, emplazada a un costado de la Catedral de Chillán. En este caso, esa empresa y la municipalidad presentaron a comienzos de este año un proyecto para retirarla y trasladarla al techo del edificio consistorial, lo cual no fue aceptado por el Concejo Municipal.


El alcalde indicó que la iniciativa ahora está en manos de la propia empresa, que está negociando con particulares con el fin de reponer la estructura y los equipos de telecomunicaciones en la azotea de un edificio del centro de la ciudad.


Entre las obras que no tienen ninguna posibilidad de ser ejecutadas en el corto plazo se encuentra la reposición del Grupo Escolar, cuyo edificio ubicado en Av. Argentina con Collín sufrió severos daños tras el terremoto del 2010 y tuvo que ser demolido. Desde entonces se han realizado intentos infructuosos por levantar una nueva estructura, pero el proyecto no cuenta con la rentabilidad social exigida por el Ministerio de Desarrollo Social.


La autoridad comunal sostuvo hoy que el Grupo Escolar es una de las grandes preocupaciones de su administración y que “en este momento se está a la espera de los resultados que arroje el estudio de red de educación comunal que ejecuta el DAEM, el que en definitiva justificará o no su reconstrucción”.


Otra iniciativa local corresponde a cinco proyectos de ciclovías que fueron ingresados el año 2011 al Gobierno Regional y que en 2014 obtuvieron recurso. Tras ello el proyecto se estancó y hasta la fecha no hay obras en ninguna de ellas.


 El alcalde informó que las vías exclusivas para los ciclistas de la ciudad estarán emplazadas en la Avenida Libertad, entre O’Higgins y Argentina. Se suma a ella las ciclovías de Brasil-Prat y La Castilla-Collín, cuyos proyectos fueron finalmente ingresados para su aprobación en la UOCT. Además, la vía exclusiva de Av. Ecuador como las de Barros Arana-Alonso de Ercilla-Los Puelches serán ingresadas “al Serviu para su aprobación técnica”.


Se agregan a las obras que pasarán a la nueva administración, el mejoramiento de la esquina de Paul Harris y Vicente Méndez, pendiente desde el año 2011.


Junto a otra obras viales figura como una deuda pendiente la ordenanza de alcoholes, que controla y limita horarios de funcionamiento y locales. Jorge Vaccaro (RN), presidente de la comisión respectiva, dijo que el lunes en Concejo se debe entregar el texto para el análisis de los ediles, previo a su votación probablemente antes de que termine el año.