Insisten en que Grupo Escolar se ha convertido en un foco delictual

En un complejo foco delictual  está convertido el terreno del denominado Grupo Escolar de Chillán, ubicado en la esquina de la Avenida Argentina con Collín, según denuncian los vecinos que viven en las inmediaciones de la ex institución educativa.


Desde que los edificios que acogían las escuelas Diego Barros Arana y Javiera Carrera Verdugo fueron declarados inhabitables a causa del terremoto del 27 de febrero de 2010, el sector se ha precarizado a tal punto de que no solo el robo de las instalaciones que daban vida a los establecimientos afecta al sector. El terreno está convertido en un basurero domiciliario y es usado a diario por delincuentes, situación que podría durar muchos años, tomando en cuenta que el proyecto para reponer el establecimiento no tiene RS, y por lo tanto no puede optar a financiamiento.


Si bien el perímetro del terreno cuenta con un cerco de malla metálica, aún quedan espacios en donde solo unas láminas de zinc tratan de impedir el libre ingreso al lugar, como es el caso del lado oriente y sur oriente, por la calle Colón, justamente los puntos por donde entran los delincuentes.


“Todas las noches entran a tomar y fumar. Ya nos cansamos de reclamar al municipio para que arreglen, pero no hay caso”, comenta Segundo Fernández, quien vive en una propiedad colindante con el ex Grupo Escolar.


“Acá está peligroso. A pesar de que cerraron, se meten por donde pusieron zinc; cuando se hace de noche a uno le da miedo porque se paran justo a la entrada”, agrega Ana Umaña.


Arreglos
El municipio de Chillán está licitando la instalación de 27 metros lineales de pandereta en el lado oriente del terreno que carecía de división, obra en la que se tiene previsto invertir $568.067. De acuerdo a las bases del concurso, a fines de noviembre se entregaría la adjudicación, momento en que deben comenzar las faenas.


El encargado de mantención de la Dirección de Educación, Rogelio Arriagada, explicó que en los próximos días también se cerrará el espacio de aproximadamente 10 metros de la parte sur oriente de la propiedad por la calle Colón, continuación de la Avenida Collín”.