Cada tres días falla un semáforo en Chillán: municipio alista solución

Entre 30 y 40 unidades de respaldo de energía serán instalados en céntricos semáforos de Chillán, con el objetivo de evitar repentinos apagones que impiden que sigan entregando el servicio, tal como actualmente se observa de manera frecuente en diferentes puntos de la comuna.


De hecho solo en el mes de agosto ya van 10 fallas de semáforos reportadas por Bomberos y vecinos de Chillán en la red social Twitter. 


De acuerdo a la información derivada de la Dirección de Tránsito del Municipio de Chillán, el sistema de alimentación ininterrumpida (UPS, por sus siglas en inglés) será adaptado en los principales semáforos dentro de las cuatro avenidas de la comuna, que es precisamente la zona más transitada por vehículos particulares y del sistema de transporte público.


A fines de julio pasado la Casa Consistorial local firmó un contrato con la empresa Automática y Regulación S.A., con el que se le entregó la adjudicación de la obra para la cual se invertirán $28.000.000.


El plazo de ejecución e implementación de la tecnología, según el acuerdo, se extenderá hasta el año 2018.

Problemas
Recurrentes, siguen siendo los problemas de funcionamiento de los semáforos con tecnología LED de Chillán instalados el año 2014, situación que es advertida constantemente por los conductores y vecinos que a diario circulan por las principales calles y avenidas de la comuna.


Solo en este mes al menos una decena de denuncias ciudadanas, realizadas vías redes sociales dieron cuenta de semáforos apagados en céntricas intersecciones viales dentro de las cuatro avenidas, lo que genera preocupación por el hecho de que las fallas se conviertan en causas de posibles accidentes de tránsito.


En rigor los problemas se arrastran desde hace casi dos años y en el municipio de Chillán han argumentado que las bajas de voltaje en el suministro de energía es la causa del cese momentáneo de funcionamiento, lo que obliga a ser manipulados manualmente para ponerlos en funcionamiento otra vez.
El alcalde de la comuna, Sergio Zarzar, admitió que el proyecto de semaforización realizado no previó los inconvenientes asociados al cambio de tecnología, por lo que afirmó que se debe buscar la forma de solucionar el problema.


“Cuando se cambiaron los semáforos, que incluso en algunos sectores llevaban 30 años con equipos viejos, el proyecto careció de un elemento esencial para evitar que ante cualquier situación, como un corte de luz, puedan seguir funcionando. El nuevo sistema aún no se está implementando, pero ya instruí para que se empiece a ejecutar lo antes posible y no estar con el mismo problema de semáforos apagados”, aclaró.
solución


La apuesta del municipio es asegurar la autonomía eléctrica de intersecciones semaforizadas de la comuna hasta por tres horas posteriores al corte del suministro, tomando en cuenta que se requiere la existencia de un tránsito seguro y expedito a fin de minimizar los riesgos, accidentes y problemas de congestión.


Considerando que hoy el funcionamiento de los semáforos es un servicio crítico para los usuarios, según explica la Dirección de Tránsito, se requiere contar con estos equipos que permitan mantener su operación cuando se produzcan cortes eléctricos.