Chillán registra caída de proyectos financiados con fondos externos

Uno de los temas que han sido materia de debate interno en el municipio en el último tiempo es la escasa cantidad de recursos externos que ha conseguido la Municipalidad de Chillán para financiar proyectos urbanos en los últimos años.

Durante la administración Piñera la entidad edilicia se benefició de miles de millones para cambiar semáforos, intervenir intersecciones viales del centro, construir el estadio atlético de Quilamapu, terminar el Teatro Municipal y muchas otras iniciativas urbanas.

No obstante, en el último tiempo las arcas municipales no se han beneficiado de igual medida, lo que se conecta con la falta de proyectos urbanos presentados a fuentes de financiamiento externo.

Para hacer frente a este panorama la municipalidad optó durante este año por ocupar fondos propios para financiar iniciativas postergadas. Un ejemplo de ello es la instalación de luminarias LED en el acceso norte de Chillán, proyecto que se dividió en dos tramos, uno ya concretado y otro próximo a iniciarse, que permitirá dotar de la tecnología al tramo entre el peaje norte con la Avenida Ecuador.

Otra opción de financiamiento que trabaja el municipio es el endeudamiento a largo plazo,  con proyectos como la instalación de pasto sintético en canchas de tres poblaciones de Chillán, o cambiar las viejas luminarias de sodio de toda la ciudad por focos LED, una inversión de $10.800 millones, pagaderos a 10 años, que aún no cuenta con la venia del Concejo Municipal.

Según antecedentes de la Municipalidad de Chillán, durante el año 2014 se alcanzó un elevado nivel de inversiones en la ciudad, lo que derivó en que se desarrollaran 72 licitaciones que totalizaron proyectos aprobados por $11.043.015.827 de inversión externa.

Para el 2015 en tanto, las licitaciones publicadas por la Secretaría de Planificación se redujeron a la mitad, y fueron solo 36, lo que derivó en proyectos aprobados por $3.990.225.938 de inversión externa. 

Se espera que la entidad actualice la información para el año 2016, donde no se aprecian grandes obras urbanas adjudicadas con financiamiento externo.