Nuevas dudas complican escenario para las farmacias populares

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Victor Orellana

Un nuevo atraso podría tener la instalación de farmacias populares en la ciudad dado que la entidad edilicia requiere tener seguridad absoluta de que el modelo se ajustará a dictámenes de Contraloría.

Tras el último informe de la entidad fiscalizadora y que fija normas de procedimiento para el sector público, la municipalidad definió la creación de farmacias en cada uno de los consultorios o Cesfam de la comuna, incluyendo al de Quinchamalí.

Este lunes, sin que se descartara esta alternativa, el alcalde Sergio Zarzar confirmó a la concejala Nadia Kaik que está estudiando cuál es la fórmula que mejor se adapta a lo que pretende la Contraloría.

Kaik señaló que luego de más de seis meses desde que el tema fuera puesto en el debate público la entidad edilicia ya debería tener una respuesta definitiva.

Pero este lunes la municipalidad no fue capaz de entregar una fecha precisa para que comience a opera el modelo que entregaría medicamentos a bajo costo a enfermos crónicos de la ciudad.

El alcalde incluso manifestó que para los próximos días se espera una reunión en Santiago con presencia de representantes del Ministerio de Salud donde precisamente será analizada la jurisprudencia detrás de las llamadas farmacias comunales o municipales.

Como si ello no fuera suficiente, la municipalidad de Chillán solicitó adicionalmente que la Contraloría entregara una respuesta a un caso expuesto recientemente.

Se supone que la entidad edilicia espera que se aclaren elementos que no están del todo claro respecto del funcionamiento del sistema.

“Mientras tanto se resuelven los problemas la comunidad sigue esperando por un servicio que ya debería estar siendo entregado” agregó Kaik tras el Concejo.

Además, si es que la municipalidad va a entregar los medicamentos a través de consultorios, es necesario conocer de qué modo las personas que no están inscritas accederán a aquellos, considerando que las boticas comunales deben ser de cobertura para toda la población comunal interesada.

El hecho que existan en los Cesfam, señaló el concejal Juan López Cruz, “es positivo por cuanto facilitaría el acceso a los centros de expendio favoreciendo en especial a los habitantes de Quinchamalí”.

Presupuesto aprobado
La municipalidad tiene para este año un presupuesto aprobado del orden de los 50 millones de pesos que inicialmente iban a ser destinados a arrendar una oficina en el centro de la ciudad y habilitarla para conseguir la autorización de funcionamiento del ISP.

Además la cantidad de dinero debería ser usada para contratar a un químico farmacéutico que debe necesariamente visar la entrega de remedios a los usuarios del sistema, como además a personal de apoyo.

Se supone que el proyecto debería ser modificado y al ser creadas farmacias en consultorios la entidad edilicia pasaría a generar ahorros al no arrendar la oficina y no contratar químico farmacéutico. Pero con las definiciones que espera el municipio ahora desde Contraloría y el Ministerio de Salud nadie se atreve a asegurar cual será el modelo que se impondrá definitivamente.

Dados los cambios de escenario, señala la concejala Kaik, no queda otra alternativa que esperar las respuestas que deben entregar las entidades fiscalizadoras.

El concejal Juan López señaló  que como faltan antecedentes de como operará el sistema cree que pasaráan “varios meses más” antes de que la comunidad local consiga ser atendida, a diferencia de otras comunas donde ya operan las farmacias populares.