Ponen término anticipado a la evaluación de nuevo relleno sanitario

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Victor Orellana

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) decidió poner término anticipado al procedimiento de evaluación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto “Centro de Manejo Ambiental Ñuble Sustentable”, que la empresa Inser busca ejecutar con la instalación de un relleno sanitario en la comuna de Chillán Viejo.

A inicios de diciembre pasado  ingresó a tramitación el EIA de la firma privada, el cual consistía en la construcción y operación de un relleno habilitado para la disposición final de aproximadamente siete mil toneladas mensuales de residuos sólidos domiciliarios e industriales que se generen en la Región del Bío Bío, precisando que prestará sus servicios a las localidades de Chillán, Chillán Viejo y Cauquenes.

Según el EIA, se proyectaba una inversión de 4,5 millones de dólares para la construcción del relleno, que se emplazaría en un predio de 93,3 hectáreas, de las cuales solo 6,9 hectáreas constituirán el proyecto propiamente tal, y que además, contará con una zona de protección de 300 metros.

Sin embargo el SEA, a través de una resolución exenta emitida el viernes último, dejó en claro que la iniciativa no podía continuar con su curso normal a raíz de que el EIA no responde los requerimientos mínimos que se exigen para la implementación de un centro de acopio de residuos.

Incumplimentos
De acuerdo a la disposición del SEA, el titular no presentó los antecedentes necesarios para evaluar que el proyecto genera o presenta riesgos a la salud de la población, debido a la cantidad y calidad de los afluentes, emisiones o residuos.

En una de sus conclusiones advierte: “El titular no presentó la información esencial sobre la exposición a contaminantes debido al impacto generado por el manejo de residuos sobre los recursos naturales renovables, incluidos el suelo, agua y aire”.

Asimismo, el documento señala que tampoco se explicó sobre la superación de los valores de las concentraciones y periodos establecidos en las normas primarias de calidad ambiental vigentes o el aumento o disminución significativos, según corresponda, de la concentración por sobre los límites establecidos en éstas.

EL SEA manifiesta que en el análisis del riesgo a la salud de la población, la empresa no se hace cargo de las emisiones odoríferas generadas de la operación del relleno sanitario y su efecto sobre la población presente en el área de influencia del proyecto. Es más, añade, el titular reconoce la generación de olores en la etapa de operación y cierre del relleno sanitario.

“El EIA no presenta un estudio hidrológico e hidrogeológico del área de influencia del proyecto que permita a la autoridad evaluar en el área de influencia los efectos de las partes, obras y acciones del proyecto sobre dicho componente y su relación con los recursos naturales presentes y utilizados por la comunidades aledañas. Tampoco se entrega la caracterización representativa de la calidada y cantidad de los recursos hídricos superficiales y subterráneos del área de influencia, en términos de condiciones de base”, reitera en otro de sus incisos.

Satisfacción
El alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, afirmó que el SEA está ratificando los argumentos de la comunidad y de la municipalidad, sobre la inviabilidad de la instalación de un nuevo relleno.

“Después de las observaciones realizadas por los distintos servicios, entre ellos la Municipalidad de Chillán Viejo, queda en evidencia la falta de información relevante que le permitiera hacerse cargo de los impactos ambientales, transformándolo en un proyecto inviable”, comentó el jefe comunal.

Por su parte el presidente del Comité Ambiental Comuna Chillán Viejo, Ulises Lari, se mostró satisfecho por la noticia ya que, recalcó, se está demostrando que sus reclamos eran correctos.

“Se está haciendo un poquito de justicia con Chillán Viejo. No solo estamos defendiéndonos de la contaminación ambiental que podría afectar a la comuna, sino que también velamos por la equidad ambiental en el país”, opinó.

No obstante, Ulises Lari recordó que la empresa Inser aún tiene cinco días para apelar por la decisión del SEA, aunque confía que no prosperaría por lo malo del proyecto.