Inéditos días seguidos de buena calidad del aire sumó la intercomuna

A casi cuatro semanas para que finalice el invierno, agosto se presenta como el mes con menos saturación de la temporada y se mejoró lo vivido en igual época del año pasado Seremi de Medio Ambiente adelantó que ya se viene coordinando las medidas del plan de descontaminación del próximo año y anunció que se masificará el recambio de estufas.

Un ambiente asociado a la primavera más que a un típico invierno, se ha respirado en los últimos diez días en Chillán y Chillán Viejo, en donde la calidad del aire se ha mantenido en niveles de bueno, según constan los registros históricos del medidor local de material particulado fino 2,5 (MP2,5), emisiones producidas especialmente por la quema de leña durante la calefacción domiciliaria.

De acuerdo al instrumento de la estación Purén, desde el pasado 14 de agosto la saturación por combustión de biomasa registrado en la intercomuna ha guardado promedios diarios considerados como óptimos por instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre 12.68 y 35.46 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de MP2,5 ha fluctuado la polución en los últimos días; según los estándares medioambientales, un aire es considerado saludable si es que suma como promedio diario menos de 50 ug/m3 de MP2,5. Si supera ese nivel hasta alcanzar los 79 puntos se habla de un ambiente regular.

Cuando la contaminación sobrepasa promedios diarios de 80 ug/m3 de MP2,5 se entiende que se está viviendo episodios críticos de saturación, definidos como Alerta, Preemergencia y Emergencia Ambiental.

Agosto da un respiro
Según constata el monitor local, 13 días con aire Bueno, cuatro del tipo Regular y seis Alertas se han producido en lo que va de agosto, realidad totalmente distinta a lo que presentó julio.

El mes pasado se sumaron 11 días con calidad de aire Bueno y 12 Regulares, mientras que los episodios de elevada saturación se elevaron a ocho (dos Alertas, cinco Preemergencias y una Emergencia).

Al compararse los índices de los últimos diez días con igual mes del año pasado, se tiene que el 2015 se tuvo un día con aire Regular y dos Alertas Ambientales, que cortaron en lapsos de hasta un máximo de tres días consecutivos de un ambiente respirable saludable en la intercomuna.

Pronósticos coincidentes
Las declaratorias oficiales sobre el estado de calidad del aire previstos para las futuras 24 horas subsiguientes que entrega a diario la Intendencia Regional del Bío Bío, se han mantenido entre la calificación de Buena y Regular desde el último 15 de agosto, indicadores para los cuales no rigen restricciones al consumo de leña para la calefacción domiciliaria, como si ocurre con las Alertas, Preemergencias y Emergencias Ambientales.

De hecho para este miércoles el sistema predictivo de calidad del aire que administra la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente proyecta un aire Regular con una temperatura mínima de 6º y una máxima de 17º.

A no bajar la guardia
El Seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, comentó que, dado los índices de polución por quema de leña que se observan en los últimos diez días, se puede decir que Chillán y Chillán Viejo ya superaron lo más díficil de la época de bajas temperaturas.

No obstante, la autoridad regional advirtió a los habitantes de la intercomuna que ha seguir las recomendaciones de usar leña seca y manipular adecuadamente los calefactores para evitar la emisión excesiva de material particulado.

“Los indicadores son buenos, pero nunca se puede cantar victoria, más aún teniendo factores como el cambio climático. Tenemos tantas complicaciones de variabilidad del clima, pero sin lugar  dudas la señal de las últimas semanas han sido claras y categóricas en donde no hemos tenido una condición más de Preemergencia o de Emergencia, podríamos decir que ya pasó lo peor; en todo caso no quisiera que la gente aliviane su responsabilidad y tengamos mañana un nuevo episodio crítico”, sostuvo.

Si bien Vargas  destacó el aire limpio que se viene respirando desde el pasado 14 de agosto, admitió el aumento de episodios críticos de contaminación de este año en comparación del 2015.

“Tuvimos un invierno mucho más duro y complicado. Se tuvo 13 Emergencias y 32 Preemergencias registradas hasta el momento, lo que para nosotros es una preocupación”, indicó el seremi lamentándose que no se haya cumplido la meta de disminuir los niveles de polución por MP2,5 de este año, toda vez que el 2015 ocurrieron seis episodios extremos menos de contaminación (tres Preemergencias y tres Emergencias) y que en términos porcentuales significó un aumento de casi un 13% más de días extremos por contaminación ambiental entre abril y agosto de este año en la Zona Saturada de Ñuble en comparación de igual periodo del 2015.

El seremi argumentó que la escasez de agua caída en el presente otoño-invierno, jugó en contra en el objetivo de rebajar la saturación por humo de leña.

“Esto puede explicarse por la baja pluviometría y que felizmente se ha compensado en los últimos días como el viernes 19, que llovió en condiciones relevantes en Chillán y Chillán Viejo”, sentenció.

Evaluación
Uno de los sectores a los que más afectaron las declaratorias de episodios críticos fueron los establecimientos educativos, que tuvieron que suspender las horas de educación física los días proyectados como de Preemergencia o Emergencia.

Al respecto, Richard Vargas se mostró satisfecho por la respuesta de las escuelas y liceos de la intercomuna puesto que, según la autoridad, se hicieron cargo de manera responsable del desafío que significó adaptarse a las indicaciones del plan.

Sin embargo, añadió que coordinará con las autoridades de educación para que el 2017 la enseñanza sobre el PDA sea más profunda.

“Esperamos que el otro año las adptaciones pasen también por otro tipo de acciones como la implementación de planes y programas que digan relación con el plan de descontaminación en el currículum normal de la educación formal”, sostuvo.

Implementanción
El funcionario de gobierno reiteró que, junto a los fenómenos meteorológicos que se presentan como uno de los mejores aliados para los ambientes saturados por material particulado,  advirtió que las herramientas que consigna el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) serán fundamentales para que, de a poco, se deje de estar sujeto a las probabilidades de lluvia al considerar metas de disminución de contaminación.

Vargas recordó que ya se inició el proceso ejecución de las medidas estructurales del PDA, las cuales se fundamentan en el recambio de 20.000 calefactores y la aislación térmica de igual número de viviendas en un lapso de 10 años, tiempo que estará vigente el documento ambiental.

En ese sentido, adelantó a LA DISCUSIÓN que está gestionando con la Intendencia Regional del Bío Bío, la obtención de mayores recursos para la ejecución masiva de las medidas del texto local correspondientes al próximo año. 

Serían al menos $3.000 millones los que estaría solicitando aproximadamente para la intercomuna Chillán-Chillán Viejo y Los Ángeles, con el objetivo de aumentar el impacto de los programas.

La autoridad regional calculó que el próximo año se estaría haciendo un recambio de al menos 2.000  estufas en la intercomuna.