Municipalidad de Chillán suma 34 fiscalizaciones a vendedores de leña

La Dirección de Inspección Municipal, con el apoyo técnico de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato, está realizando una exhaustiva inspección en terreno a los vendedores de leña de la zona, la cual se efectúa en el marco del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) de la intercomuna de Chillán y Chillán Viejo.

Esta medida tiene por objetivo fiscalizar y educar ambientalmente a los vendedores de leña formales e informales, respecto a la importancia del nivel de humedad que contiene el producto que se distribuye a los hogares de la ciudad. De esta manera, se verifica el correcto cumplimiento de la ordenanza municipal que estipula un nivel de humedad menor al 25% para ser considerada leña seca.

Pero, ¿Cuáles son los riesgos a los que se expone la gente en caso de adquirir leña húmeda? Desde la Dirección Municipal de Medio Ambiente, Aseo y Ornato, la Licenciada en Ciencias de los Recursos Naturales, María Luisa Salazar, explica que “existen estudios que demuestran el peligro de la alta emisión de material particulado, donde una medida de 10 micrones (milésima parte de un milímetro) ingresa a los pulmones del ser humano provocando irritación en las vías respiratorias superiores, pero un diámetro menor de 2,5 micrones se torna invasivo y nocivo para la salud, ya que ingresa directamente a los alvéolos, e incluso al torrente sanguíneo, donde puede  relación con un aumento en factores de riego de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, entre muchas otras”.

Asimismo, añade que para efectuar las mediciones, se utiliza un instrumento llamado xilohigrómetro, el cual arroja el porcentaje de humedad adecuado al trozo de leña usado como muestra, donde un 25% corresponde a leña seca, mientras que de un 25% a 40% corresponde a  leña húmeda y un número mayor a 40% significa que la leña está verde.

El programa de fiscalización llevado a cabo por la Dirección de Inspección Municipal y la Unidad de Medio Ambiente también supervisa que los lugares de venta posean la patente municipal vigente, tarea que se pretende llevar a cabo en 31 establecimientos formales, y donde ya se ha completado eficazmente un número de 24 visitas a terreno.

De esta manera, hasta la fecha se lleva un total de 34 inspecciones a vendedores de leña formal (54%) e informal (47%), de los cuales el 71% cumple con vender leña seca, mientras que un 27% no cumple con la regla y un 2% no tiene stock de leña, razón por la que no se ha podido verificar el contenido y su porcentaje de humedad.

Una de las proveedoras que valoró positivamente la visita del equipo municipal es Ester del Carmen Mora, quien junto a su marido vende eucaliptus y pino por medidas de un metro. “Esta inspección informativa me pareció una excelente iniciativa, porque muchas empresas o particulares de la competencia venden leña verde y no correctamente fiscalizada a un menor precio, perjudicando el negocio de todos los que sí estamos pagando impuestos y trabajando de acuerdo a la ley”, señaló en un comunicado de prensa.

En tanto, el Alcalde Sergio Zarzar destacó el valor educativo de la iniciativa, donde más que fiscalizar, se incentiva a los vendedores informales a poner en orden sus negocios.