Zarzar retoma ante el Concejo gestiones para sacar antena

El retiro de la antena de telefonía de Movistar, la cual afecta un símbolo de la ciudad, está cada vez más cerca de ser concretado a juzgar por antecedentes entregados ayer por la municipalidad chillaneja.


La estructura metálica que soporta mecanismos de transferencia de datos de la empresa debería haber salido desde el lugar que ocupa durante el año pasado, pero la solución que había sido sondeada como era trasladarla al techo del mismo municipio no prosperó.


Hay que indicar que esa alternativa fue planteada por la empresa al gobierno comunal y era del agrado del alcalde quien incluso lo propuso a comienzos de este año al Concejo, donde no encontró eco favorable, sino que más críticas que votos a favor por lo cual fue retirado de la discusión interna.


La propuesta consideraba retirar la antena de telefonía y trasladar los dispositivos a una antena que ya existe en el edificio consistorial de Chillán lo cual no habría generado molestias ni a la comunidad ni a funcionarios, se indicaba. 


Pero tras el rotundo rechazo, la empresa tuvo que buscar otras opciones y ayer se supo que está en avanzadas negociaciones con dos empresarios locales para que la polémica antena que afea al símbolo de la ciudad salga del lugar durante este año.


El alcalde quien había mantenido las gestiones en reserva, reconoció a la concejala Nadia Kaik que efectivamente se está muy cerca de encontrar una salida al polémico emplazamiento.


Sin querer abundar en antecedentes la autoridad planteó que en el breve plazo debía comenzar a ser desmontada la estructura y las parabólicas asociadas.


Tras el Concejo Nadia Kaik indicó que la antena sería derivada probablemente al edificio del Gran Hotel o a otra torre, que podría ser el complejo de oficinas Aranjuez en Bulnes.


Las negociaciones estarían tan cerca de prosperar que nadie quiere entregar mayores antecedentes, pues se piensa que si se filtra anticipadamente pueden malograrse aquellas.


Desde este martes el tema, al ser abordado por el alcalde, ya es público, como asimismo las personas que estarían detrás de las gestiones que lleva a cabo la empresa de telefonía.


Uno de los que estarían detrás de las tratativas es el dirigente de RN Frank Sauerbaum quien tiene buenas relaciones con ejecutivos de la compañía privada.


El tema, fue retomado por el alcalde y su círculo de confianza luego de que fracasara la negociación anterior que buscaba reponer la antena en el municipio. La negativa fue vista como un hecho político por lo que las conversaciones se desarollaron con la mayor cautela.


Se espera que la empresa firme en breve contrato con uno de los dos empresarios locales con los que se ha conversado y la resolución final sea dada a conocer por el propio alcalde en las próximas semanas.


Obviamente que para la autoridad comunal sería todo un acierto que se produjera un hecho que puede ser visto como todo un acontecimiento entre la comunidad local y que se enlaza con la recuperación futura del centro cívico.


Para Kaik, el futuro de la plaza pasa por su modernización y conexión con edificios emblemáticos de la ciudad a lo que se debe sumar el retiro del cableado aéreo en el entorno lo que igualmente afecta la visión de las postales locales.


Si bien aún no se conocen detalles del retiro de la antena la empresa estaría invirtiendo alrededor de $200 millones para concretar una necesidad planteada por la comunida local desde hace varios años.


Además la firma de telefonía debería cancelar un arriendo mensual al dueño del edificio que finalmente sea elegido para ubicar la estructura que no sería tan voluminosa como la actual, sino que más reducida dado que la tecnología actual permite utilizar nuevos materiales y equipos de mayor potencia que no existían años atrás cuando fue levantada la estructura detrás de la Catedral.


Como señaló el alcalde se espera que en los próximos días sea anunciado oficialmente el traslado de la antena desde su actual emplazamiento a algunos de los edificios que están siendo sondeados por Movistrar y empresas locales.