Seremi Medio Ambiente: “La verdad no camina con los que meten ruido"

El embalse La Punilla y el hasta ahora incierto proyecto de paso fronterizo en San Fabián de Alico, la recién aprobada central termoeléctrica El Campesino en Bulnes, problemas con el irregular funcionamiento de un edificio por departamentos en las Termas de Chillán  y la contaminación ambiental por quema de leña en Chillán y Chillán Viejo, son solo algunos de los temas que ha tenido que abordar este año en la Provincia de Ñuble el seremi de Medio Ambiente,  Richard Vargas.

En su particular estilo, directo y a la vez metafórico, el funcionario de gobierno defiende la aprobación por parte del Comité de Evaluación Ambiental de la Región del Bío Bío de iniciativas privadas que más de un cuestionamiento han planteado las comunidades aledañas en donde se tienen que emplazar.

Así como se muestra enfático al argumentar su posición a favor de las inversiones millonarias como Punilla y El Campesino, admite sin dudar que en el contexto de descontaminar Chillán y Chillán Viejo, este año no se cumplieron las metas trazadas, pese a que las cifras dan cuenta de mayores nivele de contaminación que durante el año 2015, cuando no existía Plan de Descontaminación (PDA).

-Hay varios temas ambientales en Ñuble que han generado ciertos conflictos en la comunidad.  ¿Cómo analiza la realidad actual de la provincia?
- Estamos poniendo atención en todos los factores ambientales para que el desarrollo de proyectos en Ñuble, como futura región, nazcan con una debida sustentabilidad. Nosotros estamos atentos y vigilantes para que los proyectos se construyan bajo las indicaciones que fueron señaladas. La Seremi de Medio Ambiente ha emitido pronunciamientos claros y concretos para proteger el territorio. La verdad, yo veo una provincia ordenada, pero las letras no siempre calzan en el orden. Cuando uno mira la escritura se ve derecha; Dios escribe derecho en letras torcidas. 

-Si bien la aprobación de la central El Campesino se basó en temas técnicos que fueron revisados, ¿no cabe haber hecho una valoración más allá de esa evaluación como lo pedían los opositores al proyecto?
- Muchas veces la verdad no camina con las mayorías; es más la verdad no camina con los que meten ruido. Toda la calefacción residencial es más sustentable cuando tenemos energía limpia y económica. La central El Campesino cumple con las exigencias ambientales y producirá energía limpia y la emisiones están debidamente controladas y compensadas, incluso las de material particulado secundario que se compensarán con el recambio de más de 450 calefactores en la comuna de Bulnes.

-¿Qué le diría a los bulnenses que desconfían de la central El Campesino y están fastidiadas con la aprobación del proyecto? ¿Qué  y a los de San Fabián de Alico que rechazan La Punilla?
- Los llamaría a que estén atentos y vigilantes para que efectivamente la Resolución de Calificación Ambiental sea aplicada en todo el contexto que señala y que las observaciones que ellos puedan entregarnos en la fase de construcción u operación que altere la resolución las señalen por los canales institucionales, ya sea a través de la Superintendencia de Medio Ambiente o a la misma Seremi, para tomar las acciones que correspondan.

-¿Qué falló en la intención de abrir un paso fronterizo en la comuna de San Fabián de Alico?
-Lo que pasa es que a veces el entusiasmo no siempre es coherente con lo correcto. Llevamos recién 22 años con una ley de bases del medio ambiente y nos falta mucho por aprender. Tenemos generaciones que no tienen asimilado el concepto de que todo lo que realiza el hombre tiene impactos ambientales y que debemos tomar la providencia del caso. Es por eso que he entregado recomendaciones para que ingresen un proyecto en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, resguardando que sea coherente con la finalidad del área, que es ser Reserva de la Biósfera.

-¿Y ya se completó ese proceso?
-Aún no se ha hecho, pero es una recomendación que se ha hecho a los municipios para que presenten un proyecto vía Declaración de Impacto Ambiental, de una senda de penetración ecoturística como las que hay al sur de Chile y que permite que al mismo tiempo de tener un sendero transfronterizo, se pueda contar con un área de contemplación de la naturaleza.

Investigación
-¿Cómo se entiende que un edificio de departamentos, al que se le rechazó su Declaración de Impacto Ambiental, actualmente está en pleno funcionamiento en Valle Hermoso, Termas de Chillán?
-Acá hay problemas que deben ser investigados por alguien, porque no puede ser que una construcción que no tiene Resolución de Calificación Ambiental esté operando. Hoy su declaración ha sido calificada de inadmisible, porque no tenía todos los elementos que permitieran su correcta evaluación. Una cosa es que se haya construido el edificio de manera irregular, pero que la ley permite que se regularice, y otra es que esté funcionando, eso no corresponde.

-¿En qué instancia se generó el problema?
- Habrá que averiguar quien entregó los permisos, porque son de dos tipos; uno, que es el de construcción, que es en la comuna de Pinto, y otro de instalación en un área que pertenece al municipio de Chillán. Pero sin lugar a dudas que el concesionario de los terrenos también debe tomar nota y responsabilidad de lo que acontece en una zona que está permanentemente observado por ser Reserva de la Biósfera. Además puede poner en riesgo la seguridad de los turistas que acuden al centro invernal.

- ¿Cómo Seremi de Medio Ambiente no tenían facultad para ver ante el cumplimiento adecuado del proyecto?
- No, porque no tenemos acciones fiscalizadoras, pero sí le corresponde a las Direcciones de Obras Municipales cautelar que los permisos guarden toda la documentación pertinente para su aprobación. Creo que hay una investigación que deben realizar las autoridades competentes, para eso están los municipios y concejales, para saber cuáles son las decisiones que se tomaron al respecto.

-A falta de dos semanas para que finalice el Plan de Gestión de Episodios Críticos del PDA. ¿Cómo evalúa su marcha?
-Felizmente ya pasó lo peor. Tuvimos un año muy frío y con muy pocas lluvias, lo que incrementó el número de episodios críticos a causa del material particulado fino 2,5; esto impidió cumplir nuestra meta original de reducir el número de Emergencias, que suman 13 hasta el momento.

-¿Por qué solo se reemplazarán 228 estufas este 2016, si el PDA fija como meta al menos 2.000 cada año hasta el 2026?
- Hemos gestionado recursos con el intendente para que en el segundo trimestre del próximo año reemplacemos entre 1.500 y 2.000 estufas. El 2017 podremos trabajar con la inversión necesaria debidamente agenciada para el Plan de Descontaminación, ya que este año solo trabajamos con los recursos que ya estaban designados con anticipación.