Chillanejos copan plazas y espacios públicos debido a Pokémon Go

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Mauricio Ulloa

El boom desatado a nivel mundial por Pokémon Go no ha dejado indiferente a nadie. Cada día son más las personas que sucumben ante este juego de realidad aumentada en el que, a través de un smartphone, se pueden capturar las criaturas de la popular serie japonesa Pokémon.

Chillán no ha quedado ajeno a este fenómeno y hoy son cientos los “entrenadores” que recorren las calles de la ciudad buscando obtener distintas especies, para convertirse así en futuros maestros del juego, logrando con esto además romper la rutina y acabar con el sedentarismo.

La mayor muestra del impacto que ha causado este juego en la población chillaneja es la cantidad de personas que cada día llegan hasta la Plaza de Armas, en donde, según lo indicado por algunos jugadores, existen 3 “pokeparadas”, en las que existen mayores posibilidades de aumentar la colección.

Para la chillaneja Rocío Merino, Pokémon Go tiene de “dulce y agraz” porque considera que si bien es cierto el juego es entretenido hace correr ciertos riesgos a los más pequeños.

“Me he dado cuenta que muchos amigos que hace años no salían de la casa ahora recorren los 5 kilómetros para poder abrir un juego. Eso rompe con el sedentarismo, por lo que lo encuentro positivo. Ahora como mamá, creo que es peligroso para los niños, porque alguien puede engañarlos para llevarlos a otros sectores aludiendo a que en esos lugares hay pokémones”, comentó Merino.

Misma opinión comparte la estudiante de Analista Programador, Bárbara Loyola, quien cree además que el juego se vuelve peligroso cuando la gente no presta atención a su entorno.

“Yo juego y siento que es una experiencia buena y entretenida. Sirve para combatir el sedentarismo, porque hasta ahora creo que no existían juegos donde uno tuviese que salir a recorrer. Igual creo que se vuelve peligroso cuando las personas van muy concentradas en el celular y ni siquiera miran para cruzan las calles”.

Por su parte, Diego Aguilera, estudiante de cuarto medio del colegio Comewealth, concibe el juego como una oportunidad para fortalecer las relaciones afectivas entre sus amigos.

“Desde chiquitito he visto Pokémon y andar cazando pokémones con amigos es entretenido. Es bueno, logra que la gente pueda vencer el sedentarismo, ya que debe salir y recorrer la ciudad para buscar las criaturas. Creo que la Plaza de Armas jamás se ha visto tan llena”

Similar opinión tiene Óscar Valdebenito, quien cree que el juego ha logrado cambiar algunos estilos de vida.

“Se llena la plaza, porque hay tres pokeparadas y puntos exactos, donde se pueden recolectar muchas experiencias. Ahora camino un poco más, la verdad es que no me gusta mucho el transporte público, entonces camino al lugar que tengo que ir mientras juego”.

En tanto para Pablo Martínez, estudiante de Administración de Empresas la aplicación ha venido a cumplir el sueño de muchos que veían la serie cuando eran niños.

“Cuando pequeño, como muchos, veía la serie. Todos soñábamos con ser un maestro pokémon y ahora que se creó la aplicación uno puede hacer esto realidad. Encuentro que es un juego divertido y ha servido para sacar a la gente de las casas. Anoche yo salí y caminé un rato para buscar pokémones y es divertido”, dijo.

Desde el punto de visto sociológico, el juego es considerado un auténtico fenómeno de masas, ya que aglutina diferentes generaciones y conduce a la integración social. Su dinámica parece sencilla, pero esconde una serie de implicancias sociales.

Así lo reconoce el sociólogo chillanejo y consultor de videojuegos del sitio web Gamer Over Xp, Guillermo Sepúlveda, quien al ser contactado por LaDiscusión.cl señaló que la aplicación ha logrado transformar el comportamiento de los ñublensinos.

“Ningún fenómeno es bueno o malo, depende de cómo la gente lo conduzca. Si la persona comparte, se organiza y realiza actividades con un sentido humano, de encontrarse, como conversar, puede tener un efecto positivo. Es importante que dentro de esta comunidad, los más expertos conduzcan al grupo, para organizar estas instancias de encuentro”, manifestó.

El experto estima que hay ciertas consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de explorar en esta nueva realidad virtual.

“Este fenómeno va más allá de la adicción, busca una realidad diferente a la que se vive, en términos vulgares, disfraza la realidad. El tema no es si lo estamos haciendo bien o mal en la realidad física o social, el problema es que se intente vivir una realidad disfrazada. Lo negativo es cuando la gente no se conecta a lo humano o social, despreocuparse del resto, del entorno. La gente no puede olvidarse de los problemas reales de la sociedad, por eso es importante saber conducirlo. Jugar es tan importante como comer, mantener el equilibrio, es tan natural como comer bien”, indicó el experto.