Llaman a solidarizar con las personas en situación de calle

A falta de poco más de un mes para que finalice el invierno, la cifra de personas en situación de calle fallecidas en Chillán este año alcanzaron a cinco el pasado lunes, luego de que efectivos de Carabineros confirmaran la muerte de Máximo Cáceres, quien fuera encontrado sin vida en un sitio eriazo en el cruce de la avenida Brasil con calle Maipón.

Conmoción y preocupación ha generado en la comunidad local la dura realidad que a diario debe vivir la gente sin hogar de Chillán, que en el peor de los casos, termina siendo víctima de enfermedades originadas por las bajas temperaturas o por males propios de sus adicciones.

Al respecto el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, lamentó las crudas estadísticas locales que indican que, desde abril último, ha fallecido  una persona en situación de calle cada mes.

Ante esto llamó a los chillanejos a tomar conciencia con estos casos y los instó a asumir un rol más participativo. “Nuestro pueblo es muy solidario, pero muchas veces por situaciones que son muy conocidas la gente que vive en la calle o bajo un puente  también son olvidadas; nos falta tomar conciencia de que la tarea de ayudar a estas personas no solo corresponde a las instituciones de asistencia social como el Hogar de Cristo u oficinas gubernamentales, sino que es una responsabilidad de todos”, comentó el religioso.

En el contexto del Mes de la Solidaridad que en agosto de todos los años celebra la Iglesia Católica, el obispo recorrió los principales puntos del centro de Chillán en donde se reúne a pernoctar gente sin hogar.

Junto al equipo del Área Social del Obispado de Chillán y personal del Hogar de Cristo, la autoridad eclesiástica realizó una ronda nocturna por la Plaza San Francisco, la Avenida Brasil en inmediaciones del terminal de buses y por el Mercado de Chillán, entregando alimentos y bebidas calientes a personas en situación de calle.

“Estamos partiendo el Mes de la Solidaridad, pero la idea no es hacerlo solo en agosto, sino que sea una actitud permanente de todos los miembros de la Iglesia y además, desde la Iglesia hacemos una invitación a todas las personas a despertar el deseo de la solidaridad”, sostuvo.

Carlos Pellegrin invocó a los chillanejos no solo a conmoverse con los casos vividos en los últimos meses, sino que los instó a asumir el compromiso proactivo de buscar medidas que ayuden a evitar que otras personas mueran.

Coordinación
El secretario regional del Ministerio de Desarrollo Social, Juan Quilodrán, recordó que su cartera coordina permanentemente un trabajo especial para brindar protección a las personas en situación de calle durante la época de bajas temperaturas y explicó que el Plan de Invierno se ejecuta durante 137 días.

“En Ñuble tenemos dos dispositivos en funcionamiento; se trata de un albergue de 24 horas en Chillán, modalidad que solo está presente en la Región del Bío Bío y que entrega diferentes servicios como abrigo, cama, alimentación, servicios de higiene y atenciones básicas en salud para las personas en situación de calle”, detalló.

El funcionario de gobierno sentenció que además está en ejecución una ruta social en Chillán-Bulnes, toda vez que hay personas que no asisten a los albergues, por lo que se les entrega ayuda en sus propios lugares de estancia.

Quilodrán comentó que durante julio el albergue acondicionado en Chillán ha llegado a superar el 100% de ocupación, siendo el de mayor uso a nivel regional. Mientras la Ruta Social ha cubierto más de 2.500 atenciones entre junio y julio.

Sobre los cinco decesos ocurridos en Chillán desde abril pasado, el seremi comentó que pese a la alta cifra, advirtió que en la comuna sí se vive un compromiso solidario.
“Nosotros creemos que sí existe un compromiso por parte de la comunidad. Como Ministerio de Desarrollo Social tenemos disponible el Fono Calle, el 800104777 opción 0, para que la ciudadanía pueda alertar sobre personas que se encuentren en situación de calle o bien para efectuar consultas. 

Durante el período junio-julio el Fono Calle registró 68 alertas en Chillán, el mayor número a nivel regional. Creemos que ahí se puede apreciar que sí hay un compromiso”, opinó Juan Quilodrán.