Extiende a 3 kilómetros la zona de peligro del Volcán Chillán

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: N. Sepúlveda

El Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, luego de la seguidilla de eventos eruptivos en el complejo volcánico Nevados de Chillán registrados durante las últimas semanas, este martes decidió ampliar a 3 kilómetros el radio de alto peligro en torno al macizo.

El anuncio llega un día después de registrarse una fuerte erupción en el cráter formado el 31 de diciembre de 2015, que alcanzó más de cuatro kilómetros, la más potente desde que se decretara la alerta amarilla, hace más de siete meses.

A través de su último reporte de actividad volcánica, emitido este martes, Sernageomin precisó que obtuvieron información clave “a través de los equipos de monitoreo de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica, procesados y analizados en el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur, centro de interpretación de datos del Sernageomin. La actividad volcánica del Complejo Volcánico Nevados de Chillán (CVNC) ha presentado variaciones durante la primera semana de agosto, representadas por el aumento en energía de las señales relacionadas con las explosiones, cuya ocurrencia también ha aumentado con emisión de material particulado desde los cráteres activos formados este año sobre la ladera este de los volcanes Nuevo y Arrau”. 

La entidad precisó que “durante los primeros nueve días del mes se han contabilizado un total de 11 explosiones, siendo la más energética durante el año la ocurrida el día de ayer a las 16.56 hora local, que presentó una señal sísmica con un desplazamiento reducido de 58 cm2, valor considerado como moderado, e impulsó una columna de aproximadamente 2 kilómetros de altura sobre el centro de emisión. Antes del evento explosivo se registró sismicidad tipo Tornillo (TO) (interpretada como efecto de la sobrepresión de fluidos), lo cual sugiere aumentos temporales de la presión interna en el sistema volcánico que podrían haber impulsado la actividad superficial detectada el día de ayer”.

Además se realizó un sobrevuelo el pasado 5 de agosto “que permitió registrar la temperatura superficial del sistema, midiendo máximos de 60°C. Debido a las bajas temperaturas registradas se sugiere que la actividad actual podría estar relacionada con la excitación del sistema hidrotermal superficial, impulsado por la transferencia de calor de un sistema magmático más profundo, situado posiblemente a 3-5 kms. bajo la superficie”.

Según el Sernageomin, “en el escenario actual es posible la ocurrencia de nuevas emisiones de material particulado de similar tamaño o incluso un poco mayores a las registradas. Debido al aumento energético del proceso, la zona de alto peligro volcánico se extiende a un radio de 3 kilómetros desde los cráteres actualmente activos, fundamentalmente representando el alcance de los productos en explosiones más vigorosas y el efecto de ellos sobre la cubierta nival en la parte alta del edificio volcánico. Esta última situación será reevaluada permanentemente de acuerdo a la evolución del proceso. La alerta técnica volcánica se mantiene en Nivel Amarillo, con especial atención a su evolución temporal”.