Entregan la última versión del Plan Regulador

Tras la aprobación del Plan Regulador de Chillán y su publicación en el Diario Oficial, hay varios desafíos que surgen para el mediano plazo, como el desarrollo de una nueva carta de navegación para la intercomuna.


El asesor urbanista de la Municipalidad de Chillán, Nelson Anabalón, entregó oficialmente a los concejales un extracto con las principales observaciones contenidas en el instrumento de planificación que ya rige en Chillán,  por lo que es de cumplimiento obligatorio.


Durante la exposición, Anabalón indicó que tras la aprobación definitiva, el próximo paso es desarrollar un nuevo Plan Regulador Intercomunal para Chillán y Chillán Viejo, que sirvió de base para los instrumentos, hoy actualizados, de ambas comunas.


El texto en vigencia actualmente data del año 2007 y según antecedentes que ya habían sido entregados por la Seremi de Vivienda, requiere de una actualización, dado  los cambios que se han producido en ambas ciudades.


Uno de los temas que debieran ser abordados en el nuevo Plan Intercomunal es el de las áreas de crecimiento que necesita Chillán, la que ha visto un desarrollo importante en la construcción habitacional y requiere redefinir sus límites.


En tanto, el propio Plan Regulador Comunal (PRC) deberá ser modificado, debido a la necesidad de incluir en todo el cuadrante de las cuatro avenidas del área donde se permitirá levantar grandes torres de departamentos en la ciudad, que según el PRC actual está limitada al perímetro de las cuatro plazas céntricas.


Esta moción, defendida por la Cámara Chilena de la Construcción desde el año 2011, no fue incluida en el texto definitivo, pues ello habría significado cambiar los fundamentos del Plan Regulador y extender su tramitación varios años más.


Se espera que asesoría urbana entregue un dossier con el PRC definitivo y los temas pendientes que deben ser abordados en el futuro. Además se solicitó, por parte de los concejales, mayor precisión respecto de a quienes afecta este nuevo Plan Regulador.


Con la publicación en el Diario Oficial, culminó un proceso que comenzó durante el primer período de la actual administración edilicia, específicamente el año 2009, cuando el gobierno comunal consiguió recursos de la Seremi y licitó a una consultora privada el diseño de la carta de navegación. 


Se suponía que el texto debería haber estado terminado el año 2012, pero su aprobación se vio alterada por la carencia de un elemento clave, como el Plan Ambiental Estratégico, que debió ser ejecutado durante el año 2013 antes de ser aprobado por el Concejo Municipal. Posteriormente los técnicos del municipio debieron salvar una serie de divergencias entre el plan propuesto y el Plan Regulador Intercomunal Chillán-Chillán Viejo de 2007, que sirvió de base al instrumento de planificación.