Critican que intercomuna quede fuera del plan de áreas metropolitanas

En el marco del desarrollo de normativas que buscan avanzar en la descentralización del país, materializadas por el Ejecutivo a través de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), llama la atención la creación de ocho áreas metropolitanas (AM) en Chile, de modo de lograr soluciones integrales con fondos de financiamiento especial, a problemáticas compartidas entre dos o más comunas vecinas, tales como congestión vehicular, la acumulación de la basura y la contaminación ambiental, uno de los temas más sensibles en la intercomuna Chillán - Chillán Viejo.


No obstante la conurbación local quedará fuera de las áreas priorizadas por la Subdere, pues solo consideró aquellas conurbaciones con más de 250 mil habitantes, mientras que según el Censo 2012, que no es oficial, pero que entrega el parámetro más actualizado de población en la intercomuna, Chillán y Chillán Viejo suman cerca de 205.000 personas.


La exclusión no es bien vista por arquitectos locales, y menos que solo por 45 mil habitantes la intercomuna quede fuera. “Chillán y Chillán Viejo es una ciudad que se partió en dos en el momento dado en que se decide hacer dos comunas, y en ese momento aparecieron los problemas de dos comunas en un mismo territorio. Hay una ciudad que son dos comunas”, puntualiza el arquitecto Claudio Martínez, asegurando que debido a lo anterior “no se comparten muchas veces las fortalezas que pueden tener la gestión alcaldicia o municipal de cada comuna, y se puede ejemplificar con el caso que en Chillán ocurrió hace unos años atrás, en la cual el alcalde de Chillán y Chillán Viejo eran rivales electorales,  por lo tanto no se apoyaban, y eso terminó cuando el alcalde de Chillán Viejo, Julio San Martín, intentó ser alcalde de Chillán. Ese tipo de problemas tienden estos proyectos a resolverlo y que se tenga un buen manejo,  y a su vez, que el territorio sea uno solo y se potencie con un crecimiento equitativo y no desigual”.


Precisamente el factor político  es uno de los grandes obstáculos a la hora de administrar las áreas metropolitanas, tal  como lo expuso Verónica Adler, especialista en desarrollo urbano del Banco Interamericano del Desarrollo,  en un reciente seminario sobre áreas metropolitanas desarrollado por la Subdere, donde la intercomuna quedó excluida. 


Adler relató la experiencia vivida en Argentina, tras la puesta en marcha de áreas metropolitanas fuera de la Provincia de Buenos Aires. “El principal problema de la gobernanza de las áreas metropolitanas es político y dice relación con las competencias que poseen los gobiernos regionales y los municipios. La gobernanza requiere coordinación, dar voz a los municipios, generar una visión compartida, legitimidad política, generación de acuerdos e inversiones”, expuso la especialista, en el marco de Congreso Internacional de Áreas Metropolitanas desarrollado en Santiago.


A reconsiderar
A nivel local el jefe de Obras de la Municipalidad de Chillán, Flavio Barrientos, plantea la necesidad de reconsideración de que la intercomuna Chillán-Chillán Viejo sea incluida al Plan de Áreas Metropolitanas de la Subdere. Esto además en un contexto donde ambas comunas deben iniciar la actualización del su Plan Regulador Intercomunal, que data del año 2007.


“No me parece bien no ser considerados, pues de alguna manera con Chillán Viejo ya estamos trabajando en conjunto, porque tenemos el Plan Regulador Intercomunal, en el cual tenemos variadas áreas y sectores que son comunes. Sería beneficioso que la Subdere pudiera reconsiderar dejarnos dentro de estas ciudades capitales que tengan 250 mil habitantes, aunque nosotros en conurbación con Chillán Viejo llegaríamos a 210 mil habitantes. A esto se suma el hecho de que tenemos muchos problemas en común con Chillán Viejo, que con esta conurbación podríamos solucionar”, argumentó Barrientos, acotando que a nivel histórico “en la vecina comuna fue donde nace Chillán, donde fue su primera fundación seguida de otros tres traslados y nuevos emplazamientos, así es que sería interesante poder trabajar con Chillán Viejo y la Subdere”.


A fines de junio la Seremi de Vivienda y Urbanismo aprobó el nuevo Plan Regulador para Chillán, tras lo cual ahora está fijado el objetivo de modificar técnicamente el Plan Regulador Intercomunal Chillán-Chillán Viejo, tras haber sido aprobado 10 años atrás. Para lo anterior se licitará el estudio correspondiente para que una consultora plantee el nuevo marco general durante este año, mientras que se espera que dentro de los próximos dos años el plan intercomunal esté concluido.


Con Coihueco y Pinto
En la misma línea histórica planteada por Barrientos, para Claudio Martínez el caso de Chillán Viejo es excepcional, porque es una ciudad que migró hacia otro lugar. “El Chillán original está ahí, por lo tanto hay un tema histórico que es necesario integrar como un solo territorio y como una sola urbe”. 


El arquitecto plantea que si bien la intercomuna está bajo el umbral de habitantes establecido por la Subdere, “ahí yo considero que eso es un error, porque no se está mirando el futuro del territorio, y en Chillán hay una creciente tendencia a conurbanizarse con Coihueco y Pinto, eso incluso con la cantidad de accidentes de tránsito que se producen ahí, es prueba de que hay un proceso de poblamiento que tiende a estas dos comunas, que está muy cerca y que en un tiempo relativamente corto van a ser conurbanizadas, por lo tanto debiera incorporarse Chillán para prever lo que vaya a pasar y no lo que tiende a ocurrir en este momento, que es de una conurbación que es muy inorgánica, desestructurada desde el punto de vista de planificación urbana y a la larga va generando más problemas que beneficios”.


Crecimiento homogéneo y armónico
Finalmente el presidente del Consejo Zonal Ñuble del Colegio de Ingenieros, Jorge Bocaz, esboza que “al considerar como área metropolitana la intercomuna, ello implica un crecimiento más homogéneo y por ende que debiera ser más armónico”.


A comienzos de año el proyecto sobre el fortalecimiento de la regionalización que incluye las áreas metropolitanas estaba a la espera de ser despachado al Senado en su tercer y último trámite constitucional, desde la Comisión de Hacienda de la Cámara.