Municipio adopta modelo que suma a privados en obras comunitarias

El proyecto considera una inversión del orden de los $1.550 millones que serán cancelados durante cuatro años La municipalidad debe llamar a licitación y ya se conocen algunos factores a considerar como normas Fifa para el pasto

Tras el visto bueno del Concejo Municipal de Chillán en las próximas semanas la municipalidad deberá lanzar la licitación que permitirá mejorar radicalmente el estado de las canchas de tres populosos barrios de la ciudad.

La aprobación surgió en medio de grandes polémicas y controversias entre los ediles de la ciudad quienes planteaban que el modelo de gestión propuesto por la municipalidad no era el mejor, pero al final tuvieron que doblegarse ante la presión de los propios vecinos que parecen querer que los viejos terrenos para la práctica de fútbol se transfomen en sitios con estándares modernos de calidad.

La municipalidad presentó a los ediles un esquema de financiamiento que había sido creado por al Municipalidad de La Florida en la Región Metropolitana el año 2012 y que a la luz de los antecedentes entregados ha dado muy buenos resultados.

En aquella municipalidad trabaja el chillanejo Alejandro Flores quien desde la jefatura de Comunicaciones entrega antecedentes sobre la evolución seguida por las precarias canchas de tierra a las de pasto sintético que cumplen altos estándares de juego que les dan un estatus de estadio o centro deportivo superior.

El funcionario municipal señala que “estas canchas le cambiaron la vida a los barrios y a las personas que fueron beneficiadas, pues por ejemplo ya no se levantan las polvaredas al usarlas y se han transformado en polos de atracción para las comunidades”.

Ha sido tal el impacto que los viejos recintos no son ocupados solamente para la práctica de fútbol, sino que han hecho su presencia grupos de cheerleaders o aficionados a fútbol americano, entre otros deportes.

Lo mejor es que los vecinos no han tenido que pagar por el uso de los recintos, pues fue la municipalidad la que canceló para que los espacios públicos fueran modernizados y además de pasto sintético surgieran torres de iluminación y cierres perimetrales.

En el caso chillanejo, la municipalidad, señala la concejala Nadia Kaik quien dirige la comisión Deportes, licitará el mejoramiento integral de los recintos deportivos de las poblaciones Vicente Pérez Rosales, Arturo Prat y Rosita O’Higgins.

La empresa que se adjudique las obras, recibirá inicialmente $200 millones desde el municipio para emprender el trabajo que costará en total $1.500 millones para el mejoramiento integral de las canchas y además efectuar la mantención por un período de cuatro años.

Según antecedentes entregados por la municipalidad a los ediles, en la cancha de Arturo Prat la empresa que se adjudique las obras deberá invertir $310 millones, mientras que en la de la Vicente Pérez, $330 millones y en Rosita O’Higgins, $360 millones más los valores de mantención permanente.

La municiaplidad deberá enfrentar pagos anuales del orden de los $337.500.000 los que según antecedentes municipales serán divididos en 12 cuotas iguales de $28.125.000, por el período de cuatro años que dura el contrato.

Tras la aprobación del proyecto la municipalidad debe generar las bases para la futura licitación que entre otras cosas debe considerar las multas por incumplimiento en la mantención de las canchas y fallas en la iluminación.

Además la entidad edilicia deberá señalar un cronograma básico de mantención de cada uno de los recintos que debiera incluir riego par evitar que se resequen las fibras, limpieza manual y con máquina, cepillado y revisión de las bases sobre la que se asientan el pasto.

Se suma a ello que la empresa tendrá que elaborar un plan de uso de cada recinto con los clubes de Anfa, juntas de vecinos y el municipio chillanejo que además de horarios debiera considerar el calzado deportivo exigido a los ocupantes.

En el caso del proyecto de iluminación, se debiera considerar un equipo generador con caseta acústicca, la que debe ser construida de tal manera que sea invulnerable a vándalos.

Las canchas según el plan de trabajo municipal deberán tener sistema de riego aprobado por Essbio y las torres de iluminación deberán tener potencias adecuadas para el desarrollo de actividades nocturnas.

El pasto sintético además deberá sujetarse a estrictas normas de fabricación. En este sentido se pedirá que el fabricante tenga licencia de la Fifa y se asegure una procedencia confiable.

Además se pedirá que las fibras tengan un espesor de 200 micrones, el doble que en La Florida para asegurar mejor uso y duración.