Daya Chillán extenderá certificados a usuarios medicinales de cannabis

Este lunes se realizó el lanzamiento oficial de la primera consulta médica cannábica de Chillán.

Se trata de la instalada por la Fundación Daya Chillán, ubicada en Itata 733, en donde se atenderán a pacientes evaluados previamente por un terapeuta de la institución que los haya derivado a médico, de acuerdo a cada patología.

Según lo señalado por el presidente de la fundación en la comuna, por José Burdiles, durante esta jornada una médico-cirujano atendió a 10 pacientes.

“Los pacientes están siendo evaluados para ver si amerita que se les extienda un certificado como usuario medicinal de cannabis. Hay que dejar en claro que acá no se les entrega la medicina, sino que se promueve el autocultivo para temas medicinales”, indicó Burdiles, quien señaló además que “la idea no es decirle a la gente que tenemos el elixir de la vida y que con una gotita mágica se sanarán. Acá es un tema de paliar el dolor provocado por alguna enfermedad o ayudar a disminuir las crisis que tienen por ejemplo quienes sufren de epilepsia es refractaria”.

Sobre el inicio de la atención a pacientes, la doctora Mariluz Chaparro, médico permanente de la consulta, indicó que “estoy muy contenta por estar atendiendo pacientes con este tipo de medicina, que sirve para aliviar el dolor y combatir la polifarmacia, entre tantos otros beneficios”.

La facultativa añadió que “los padres se han ido esperanzados por poder ayudar a sus hijos de esta manera, con la que podrán disminuir los efectos de las enfermedades y acabar el dolor, que no puede esperar”.

Los primeros tres pacientes atendidos hoy fueron dos niñas, una con autismo y otra con cáncer terminal, además de una señora con artritis reumatoide.

Entrega de certificados

De acuerdo a lo informado a LaDiscusión.cl por Burdiles, para recibir el certificado de usuario medicinal de cannabis extendido por Daya, existen tres filtros: la inscripción vía internet, la presentación de exámenes y documentación de su enfermedad a un terapeuta y, finalmente, la revisión del médico de la fundación.

“La idea no es transgredir la Ley y que la entrega de este certificado se preste para un mal uso. Sabemos que los “chicos malos” también se enteran de este tipo de iniciativas, por eso tenemos filtros por los que se debe pasar. Ya el Fiscal nacional dijo que los usuarios Daya no deben ser perseguidos, por ende este certificado es un respaldo por si llegan las policías a una vivienda donde hay una persona que tenga sus plantas para uso medicional”, indicó el presidente de la agrupación en Chillán.

Cabe señalar que las horas de atención se pueden agendar escribiendo al correo chillan@fundaciondaya.org.