129 familias chillanejas recibieron subsidios para compra de vivienda

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Minvu

129 familias de la comuna de Chillán recibieron de manos de las autoridades los certificados que los acreditan como beneficiarios del Decreto Supremo 01 dirigido a sectores medios y emergentes, subsidio con el que podrán hacer realidad el sueño de la casa propia.

La actividad, que se realizó en la Gobernación Provincial de Ñuble^, fue encabezada por el Seremi (S) de Vivienda y Urbanismo de Biobío, Miguel Ángel Hernández, junto al alcalde, Sergio Zarzar.

“Con este aporte para las familias el ministerio, más allá de estar entregando una vivienda, está construyendo hogares. Es importante que cuando se inserten en su barrio asuman su responsabilidad de poder integrarse con sus vecinos y así hacer mejor ciudad. Esto es el logro de una parte de las tareas que tenemos  como ministerio para poder hacer que nuestras familias nuestros barrios y nuestras ciudades tengan una vida más justa y más equitativa”, afirmó la máxima autoridad de Vivienda y Urbanismo en la zona.

En el Primer Llamado 2016, el programa de atención a sectores medios y emergentes  benefició 1.350 familias en la Región de Biobío, de las cuales 340 corresponden a la provincia de Ñuble, con una inversión de 3 mil 693 millones de pesos.

“Estoy muy contenta ya que estuve dos  años y medio postulando. Esta era mi quinta vez y finalmente salió para mí y para mi hijo. Tenemos todo listo y estamos esperando a fin de año para que nos entreguen nuestro departamento. Además voy a ser más independiente, va a ser mi casa y no voy a estar arrendando y mi hijo va a poder hacer lo que quiera porque va a ser su casa y viviremos tranquilos”, aseguró Yesenia Pino, una de las beneficiadas.

Los subsidios para sectores medios y emergentes  poseen una vigencia de 21 meses, la que se puede ampliar de forma automática por 18 meses más, período dentro del que se espera se materialice la inversión comprometida y dar solución habitacional a las familias de la región.