Deberán dar visto bueno a proyectos clave para tres poblaciones

El próximo lunes la Comisión Obras del Concejo Municipal debe analizar un proyecto emblemático para esta administración alcaldicia, que busca instalar pasto sintético en canchas de tres poblaciones de la ciudad.


La propuesta considera que una empresa privada se haga cargo del proceso de mejoramiento integral de los recintos deportivos, los cuales incorporan además torres de iluminación.


Los sectores favorecidos son la s poblaciones Vicente Pérez, Arturo Prat y Rosita O’Higgins, donde se implementaría un modelo de gestión que aparentemente dio buenos resultados en la comuna de la Florida, en Santiago.


El problema, y lo que desató la oposición al proyecto el pasado lunes de los concejales, es que el modelo que se importa desde la Región Metropolitana no es conocido a nivel local y la municipalidad solo entregó antecedentes generales. Los ediles manifestaron que no existe un esquema de como se pretende que funcione en Chillán.


El concejal radical Juan López Cruz asegura que hay muchas dudas y aprensiones con respecto al proyecto. Y Jorge Vaccaro (RN) agrega que el lunes los concejales debieran reunirse con el fin de recibir la información adicional comprometida por Secpla en la última sesión de Concejo Municipal.


En esa oportunidad los ediles fueron convocados a aprobar una modificación presupuestaria por $600 millones, provenientes de mayores recursos a los que accedió la municipalidad este año por menor gasto en Salud y Educación.


En el grupo de iniciativas estaba la instalación de pasto sintético y torres de iluminación en los tres barrios, no obstante este proyecto fue finalmente separado del resto, a la espera de información adicional.


También necesita de alto quórum


Y tal como ocurre con el contrato para cambiar todas las luminarias a LED en Chillán, si la municipalidad pretende aprobar esta iniciativa, requiere contar con los votos de dos tercios del Concejo Municipal lo que implica seis de nueve votos, por tratarse de un proyecto que supera la actual administración alcaldicia.


Si la municipalidad logra aclarar todas las dudas y transparentar costos y beneficios a través de un proyecto concreto, los concejales podrían aprobarlo, pues aseguraron que se trata de una obra social.


El problema, sostiene Juan López Cruz, es que hasta ahora no se entiende muy bien la participación de privados en la gestión de los recintos que deben ser ocupados por las poblaciones y sus habitantes de manera libre y sin restricciones.


La entidad edilicia planteó la idea hace dos semanas, no obstante, tras dos sesiones de comisión previas, el proyecto se rechazó. Víctor Sepúlveda, concejal comunista, precisó que no están en desacuerdo con el hecho que se mejoren las instalaciones deportivas, pero tampoco están disponibles para entregar dinero, y menos una suma tan elevada ($200 millones), si no existen garantías de seriedad en el proyecto.


Mayor presupuesto
Los ingresos para este y otros proyectos provienen de un ingreso mayor desde el Fondo Común Municipal del orden de los $150 millones, que no estaban considerados en el presupuesto de este año y planificado a fines del año 2015. Se suma a ello que “durante este año se ha producido un mayor rescate por devolución de subsidios de incapacidad laboral” o licencias médicas. De esta manera desde Educación se traspasan unos $264.380.000 y de Salud $185.000.000, cifras que implican una reducción de gasto de ambas unidades. Con estos fondos, que totalizan casi $600 millones, la municipalidad propuso al Concejo Municipal modificaciones presupuestarias para financiar entre otras iniciativas la instalación de pasto sintético en tres canchas de fútbol de barrios.