Petición de ECM motiva nuevo interés por bajar tarifa de parquímetros

La empresa buscaría regularizar una situación de hecho y que estaría en contra del contrato con el municipio Desde la firma, el gerente general se abre nuevamente a discutir rebaja de las tarifas, pero tras las elecciones

Un nuevo intento realizará el gobierno comunal con el objetivo de lograr que la empresa de parquímetros ECM y la Municipalidad de Chillán salgan de su “zona de confort”, y aborden seriamente de un tema que preocupa a los habitantes de la ciudad, que pagan  valores muy elevados por estacionar en las calles.

El tema parecía olvidado, pero como una suerte de eterno retorno regresó al debate interno luego de que fuera la misma empresa ECM la que presentara días atrás un escrito, solicitando al municipio que se aprobara acortar el horario diario del funcionamiento del sistema.

La iniciativa de la concesionaria parecía neutra, y en una primera instancia concejales la vieron como una alternativa para aliviar los bolsillos de los chillanejos que necesitan estacionar en las calles del centro para realizar gestiones de toda índole.

Desde ECM se propuso reducir en una hora el cobro de los parquímetros, bajando media hora en la mañana y un lapso similar durante la tarde, lo que para la firma es una medida administrativa que viene a regular una situación de hecho, que consiste en que en esos intervalos es muy poca la cantidad de usuarios que estacionan, lo que deriva en que los trabajadores comienzan su actividad real más tarde.

La moción presentada por el alcalde fue analizada este viernes en sesión de Comisión de Tránsito, presidida por Jorge Vaccaro (RN), donde se propuso rechazarla, pues se considera como irrelevante para el bolsillo de los chillanejos, y porque no produce ningún avance en las negociaciones hasta ahora congeladas para reducir el cobro del sistema de parquímetros.

Vaccaro agregó que “la moción podría ser rechazada, pues al menos en Comisión de Obras no hay apoyo, pues creemos que no es relevante para los intereses de la ciudad. Es un tema que solo interesa a la empresa de parquímetros”.

El edil de RN calcula que “la empresa pretende regularizar un hecho que ya está ocurriendo y que puede ser irregular. Ellos (ECM) necesitan regular el nuevo horario,  pero para ello requieren del acuerdo del Concejo Municipal. Y si aprobamos estaremos avalando temas que pueden afectar a los trabajadores de la empresa”.

La concejala Nadia Kaik (RN), en tanto, comentó que se trata de un problema interno de la empresa, pero que “si miramos atentamente tiene una serie de efectos laborales y además es probable que haya incumplimientos por parte del concesionario”.

Kaik planteó que en la actualidad ECM no estaría operando con sus funcionarios en terreno según las bases de licitación que definirían los horarios de entrada y salida, por lo que de comprobarse una situación como la descrita se vulneraría el contrato, lo que daría pie para acusar incumplimiento grave de la relación legal que unen a las partes.

Criticó que la moción alcaldicia buscaría que “los concejales avalen con su voto y acuerdo una situación irregular. Con una situación como esa, aparentemente normal, apoyaríamos un proyecto que solo tiene beneficios para la empresa”.

Agregó que a ello se suma que la reducción horaria planteada por ECM, y que buscaría solo regularizar horarios de trabajo, podría derivar en el despido de algunos cobradores, justamente por el hecho de operar durante un período menor del día.

Kaik recalcó que la moción debe ser analizada en el contexto de una negociación integral. “Si ellos quieren que aprobemos este documento deben abrirse a cambiar las tarifas de parquímetros, que son de las más elevadas en el país”, puntualizó.

En tanto el concejal radical Juan López Cruz igualmente rechazó la idea de la empresa, “pues tememos que esto sea el fundamento para que trabajadores locales pierdan sus fuentes laborales”.

Por su parte el concejal Víctor Sepúlveda (PC) añadió que lo mejor que puede hacer la empresa es sentarse a conversar con el municipio y los concejales para llegar a un acuerdo definitivo sobre la manera en que se puede reducir el cobro de las tarifas del sistema en la ciudad.

Respecto de este tema no hay dobles lecturas ni divergencias al interior del Concejo Municipal, respecto de que la empresa y la municipalidad “tienen que presentar alternativas para que los chillanejos no sigan pagando sumas elevadas por estacionar en las calles”, agregó Sepúlveda.

Baja de tarifas
Lo que se pide no es otra cosa que algo a lo que se comprometieron la municipalidad y ECM hace ya más de un año, cuando el alcalde y el gerente general de la firma, Cristian Coronel, anunciaron que se rebajarían las tarifas de los parquímetros en la ciudad.

Cuando el alcalde se reunió con Coronel manifestó a LA DISCUSIÓN que “una de las posibilidades que se  estudiaría es que tras un período base, se baje de 20 a cinco minutos el tramo de tiempo que los conductores deben cancelar. Zarzar dijo en su oportunidad que “una de las ideas que nació y que hay que analizar es que después de los 20 minutos se cobrara cada cinco minutos; entonces entre pagar 40 a pagar 25, indudablemente se produce una rebaja”, añadiendo que esto no se trata de una disminución de las tarifas propiamente tal, sino que de cambiar la modalidad de recaudación que la empresa tendría que implementar.

En tanto, Cristian Coronel sostenía sobre ese modelo que lo que se buscaba es que se cobre por el tiempo realmente ocupado, pero para llegar a ese escenario se deberían manejar varios parámetros. Incluso pensaba durante las negociaciones con el municipio en la generación de una tarifa base y posteriormente el cobro por los minutos efectivamente utilizados.

Con el nuevo sistema, agregaba Coronel, “es probable que la firma, así como el municipio, van a ganar menos, por lo que todos deberán hacer un sacrificio”.

No obstante, tras las declaraciones oficiales, el tema fue pospuesto de manera indefinida y posteriormente otros temas pasaron a ocupar la agenda municipal y del gobierno comunal hasta ahora, cuando los concejales retoman una temática, sensible para la comunidad.

“Después de las elecciones”
Desde ECM el gerente general,  Cristian Coronel, manifestó este viernes que la propuesta presentada al alcalde fue una iniciativa de la administración local que ellos apoyaron y que tiene como base el hecho que hay momentos del día en que no hay actividad en las calles.

El ejecutivo fue claro al manifestar que con los cambios que proponen no se verían afectados de ninguna manera los trabajadores de la empresa que desarrollan sus actividades en las calles y que tienen contacto con los automovilistas.

Planteó que tampoco una medida administrativa como aquella afectaría los pagos que realizan anualmente al municipio chillanejo por el control de los más de mil sitios para aparcar bajo contrato.

En lo que respecta a la posibilidad de modificar el sistema de cobros, Coronel manifestó que es una alternativa que han venido analizando con el municipio y que esperan retomar en el futuro.

“Esperamos conversar con las autoridades municipales tras las elecciones, pues este tema fácilmente se puede politizar y los acuerdos al que lleguemos con esta administración pueden ser desconocidos o criticados por el nuevo gobierno comunal”, comentó.

Recalcó que esperarán la llegada de las nuevas autoridades en diciembre próximo para sentarse a conversar sobre un tema que ya habían discutido en el pasado.

Tras el anuncio de cambio en el sistema de cobros de parquímetros, la empresa se desistió el año 2015, luego de que surgieran aprensiones sobre la legalidad del contrato y una presentación ante Contraloría.

ECM había manifestado que retomaría el tema cuando no hubiera dudas acerca de la legalidad del contrato. Pero tras superar ese impasse,  jamás el tema fue retomado.

Ahora, precisó el concejal Juan López, parece haber llegado el momento para que las partes se vuelvan a reunir y tomen decisiones relevantes para el futuro de Chillán.

Lo que se busca en la actualidad es que la municipalidad dé una señal clara de que tiene verdadero interés en resolver el tema. “Este municipio jamás ha dado muestras de querer resolver un problema que afecta a miles de personas en la ciudad. Si no lo hicieron antes, no veo por qué lo vayan a hacer ahora”, criticó.