Recibieron casas luego de 45 años viviendo en campamentos de Chillán

Un café y sopaipillas fue el desayuno que compartieron la directora del Serviu, María Luz Gajardo; el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, y Luisa Fuentes, de 85 años,  quien vivió por 45 años en el campamento Cabildo de Chillán y que hace sólo una semana cumplió el gran sueño de su vida, tener la casa propia.

Esta beneficiaria junto a otras 12 familias fueron erradicadas, gracias al programa DS49 del Minvu que permite dentro de otras cosas, que personas que viven en campamentos puedan acceder a una vivienda digna y de calidad.

La directora María Luz Gajardo, afirmó en un comunicado que “estamos visitando a estas familias que han  cambiado radicalmente de calidad de vida y en términos de dignidad, y eso es lo que nos interesa. Nuestro trabajo prioritario con los campamentos toma hoy contenido y cuerpo con las familias que son parte de este proceso. Nos sentimos muy contentos, principalmente por el gran trabajo que se ve concretado”.

De esta manera, las familias fueron beneficiadas con un pionero proyecto habitacional que contempla viviendas de madera impregnada de 55 m2, tres dormitorios, piso de radier cubierto con cerámica y una superficie total de terreno de 300 m2.

Rosa Leiva, parte de las 13 familias favorecidas, dijo que “tenemos mucha alegría, sobre todo los más chicos, ya que son quienes más disfrutan esto. Ha sido todo bueno la verdad, no hemos tenido mayor problema”

La inversión para todo este proceso que permite mejorar la calidad de vida de los vecinos supera los 264 millones de pesos.

El Minvu a la fecha ha transferido un total de 939 millones de pesos  a siete municipios de Ñuble. Recursos que permitieron  la realización de estudios de suelo, licitaciones de diseño y obras, diseños de urbanización y otros, que son montos adicionales a los subsidios y las soluciones habitacionales de construcción de viviendas. Quedan 16 campamentos por erradicar en Ñuble con cerca de 350 personas.