Soldados participaron de la Vigilia de Armas en la Catedral

Con el fin de que los soldados se encomienden a Dios para poder cumplir el llamado a servir a la patria, el obispo Carlos Pellegrin, presidió ayeR en la Catedral la misa de “Vigilia de Armas”, en la que participaron 406 soldados del Regimiento de Infantería Nº 9 “Chillán”.


Ante la presencia de la gobernadora de Ñuble, Lorena Vera y del comandante del Regimiento, teniente coronel Ricardo Duarte, entre otras autoridades, el obispo hizo un llamado a los conscriptos para que se comprometan con Dios y la patria.

“El corazón del hombre necesita la bendición de Dios y estos soldados con mucha humildad también la piden”, destacó, invitándolos al “servicio desinteresado, al servicio a la patria que tiene un rostro concreto para que la bendición del Señor los acompañe y proteja”.


La Vigilia de Armas se remonta a la época medieval, en la cual los jóvenes antes de ser armados caballeros, pasaban una noche en vela frente a las armas y arreos que iban a ser los distintivos de su clase.