Municipio pedirá acelerar construcción de sala de juegos a SCJ

La Municipalidad de Chillán activará todas las gestiones que estén a su alcance para que en el corto plazo pueda haber una resolución definitiva para el conflicto legal y administrativo que impide la construcción de un Casino de Juegos regulado por la Superintendencia del ramo.

Son altos los fondos que la Municipalidad de Chillán puede recibir en caso de que funcionara una sala de apuestas y de espectáculos. Ante ello plantean que no hay gestión que sea improcedente, sino que todo lo que se haga apuntará al objetivo final esperado.

Se estima que a las arcas municipales podrían llegar unos $1.000 millones cada año a través del casino, cifra que es estimada por personeros locales y que perfectamente puede ser mayor, dependiendo de las condiciones del negocio.

Pero “fuera lo que fuera”, dijo este martes el alcalde, solicitará una reunión con el actual superintendente de Casinos de Juegos con la finalidad de solicitar antecedentes sobre el estado del proyecto de aprobación del casino para la ciudad.

La resolución definitiva se ha demorado dadas las complejidades de un proceso que ha tenido que pasar por un largo periplo por tribunales con la finalidad de resolver competencias del Gobierno Regional, entidad que según el actual modelo tiene voz y voto a la hora de calificar las propuestas.

Ya despejadas esas dudas jurídicas, el Consejo Resolutivo debería decidir durante el mes de julio si adjudicar la licencia de operaciones a Marina del Sol o Boldt Peralada.

Este martes el alcalde Sergio Zarzar planteó que pedirá la reunión “para conocer cuándo puede haber una decisión definitiva para que se apruebe el casino que la ciudad requiere para sumar recursos a sus arcas”.

La autoridad planteó que “no tenemos ningún tipo de preferencias por una u otra empresa, pero lo que queremos es que haya una decisión en el corto plazo y que comiencen a llegar fondos frescos a la ciudad”.

Zarzar indicó que una vez que la municipalidad comience a recibir fondos desde el futuro casino, éstos pasarán a engrosar el presupuesto municipal. Por ley, los fondos no pueden gastarse en sueldos, sino que en obras concretas para la ciudad.

El jefe comunal manifestó  que la municipalidad debiera ser capaz de satisfacer las necesidades de las personas que carecen de recursos,  para lo cual se pueden activar diversos programas de asistencia, como por ejemplo subsidiar los sistemas de calefacción.

El alcalde agregó que en estos momentos no se puede conocer cuánto dinero llegarían a la ciudad a través de un casino de juegos que dejará en la ciudad un 10% de ingresos brutos, mientras que otra cifra similar irá al Gobierno Regional.

En la región las realidades de los casinos son absolutamente disímiles. Talcahuano percibió el año pasado $2.800 millones, mientras que Los Ángeles obtuvo $358 millones.

El casino en general, es visto con buenos ojos por las autoridades y el sector empresarial, debido a los numerosos impactos positivos que tendrá en la economía local. A la generación de un importante número de puestos de trabajo, la contratación de servicios, el crecimiento inmobiliario, el impulso al turismo y el desarrollo de nuevos negocios, se suma el aporte directo que hará, vía impuestos, tanto al municipio de Chillán como al Gobierno Regional.